Bellos recuerdos EGB en nuestra biblioteca

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

En el colegio “Dionisia Plaza” estos son días en los que con mucha ilusión, fuerza y esperanza preparamos, organizamos, ordenamos…”decoramos” el nuevo curso. Como ya os comentamos en nuestra entrada anterior, estamos poniendo en marcha la biblioteca con su nueva ubicación.  

Nunca nos cansaremos de dar las gracias a padres y profesores por sus donaciones. Os recordamos que esta biblioteca se mantiene viva en gran medida gracias a vosotros, los que nos donáis vuestros libros de vuestras “bibliotecas personales” para que otros niños los disfruten. 

Hoy queríamos destacar en nuestra entrada de hoy algunos de los libros más especiales que nos hemos encontrado. 


Gracias a estas aportaciones sabemos que vosotros padres, como nosotros, también ¡fuisteis niños de la EGB! y compartíamos afición por lecturas comunes. Al recibir estos libros y cuentos hemos vivido auténticos y especiales momentos de regreso momentáneo al pasado
Son  libros con un valor tan sentimental que es por eso que valoramos aún más su donación. ¡Ha habido profesoras a las que ha habido que arrebatarles estos libros literalmente de entre sus brazos pues amenazaban por apoderarse de ellos!. Son libros que en nuestra biblioteca quizás vamos a valorar más los adultos que nuestros niños, pero con ellos les haremos participes de nuestros recuerdos, y nos servirán para que el libro en formato de papel siga teniendo el valor que seguramente merece. 
Son libros que nos proporcionan bellos recuerdos de nuestra infancia. 

Hoy aquí los compartimos con vosotros. 



¡ Petete !


Reconocedlo, todos habéis exclamado su nombre al ver esta imagen.

Petete fue un pingüino (sí era un pingüino) con un chupete gigante colgado del cuello. Fue muy exitoso en la década de los setenta, no sólo en España, sino también en algunos otros países de Hispanoamérica. 
Salía en un programa de TV que daba información audiovisual para niños a través de una enciclopedia que daba nombre al programa: El libro gordo de Petete. Después esta enciclopedia se editó a través de unos fascículos coleccionables, como el que veis en esta imagen, y tapas duras para coleccionarlos.


Ohhhh !!!! ¡La enciclopedia de Barrio Sésamo! ¿cuántos la seguís teniendo aún en casa?



¡ Atiza !  ¡La Biblioteca de los Jóvenes Castores!


Esos dibujitos que todos, o casi todos, tenemos en la memoria: 






Y esas actividades y manualidades tan chulas que nos proponían para ser un autentico explorador responsable y sensible con el medio ambiente




Los “Cuentos azules” y otros cuentos, clásicos, ilustrados por la genial María Pascual, esas caritas tan dulces, son inconfundibles y fácilmente  reconocibles. 

  


   



   

Seguro que  te acuerdas también de aquellos libros con las tapas rojas, “Elige tu propia aventura “, en los que eras tú quien decidía cómo iba a seguir la historia. De este modo podías releerlos e ir eligiendo una salida diferente para la aventura, el libro podía tener así diferentes finales para cada lectura. 
Éramos muchos los que nos aficionamos a la lectura gracias a estos libros y quienes los coleccionábamos.



Después empezaron a salir al mercado colecciones muy parecidas. Estos se llamaban “Resuelve el misterio”: 

Para descifrar el misterio tenías que leer el resultado a través del espejo.



Puck es el título de una colección de libros para chicas publicados por la editorial Toray entre los años 60-90. Existieron más de 30 volúmenes de las aventuras de una joven adolescente danesa apodada por sus amigos como
“Puck”.


Hemos echado de menos en nuestra biblioteca algún ejemplar de otros libros muy parecidos escritos por un británico e  ilustrados por una dibujante española, Purita Campos… se trata de los libros de Esther y su mundo, que durante años acompañaron a varias generaciones de lectoras seguidoras de esta simpática pecosa. ¿Os acordaís de ella?


Los Cinco fueron una colección de libros muy populares publicados por la escritora inglesa Enid Blyton. En ellos, un grupo de dos chicas y dos chicos acompañados por un perro, viven numerosas aventuras no exentas de misterios.

Los Hollister fue una serie de libros, escritos esta vez por un estadounidense, que relatan las aventuras de una familia de clase media.


Estos son otros libros de colecciones que quizás muchos recuerden con cariño por haber significado para ellos el inicio a ese maravilloso mundo llamado lectura. 


Este ha sido nuestro pequeño paseo por las reliquias de la nueva biblioteca… ¡Seguimos manos a la obra! ¡Gracias de nuevo por vuestras aportaciones!





Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

One Response to “Bellos recuerdos EGB en nuestra biblioteca”

Deja un comentario