Botellas sensoriales

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

  oil-and-water-1529580_960_720

 ¿QUÉ SON ?  ¿PARA QUÉ SIRVEN?

Las botellas sensoriales son un tipo de material de estimulación casero que se ha puesto mucho de moda en los últimos años. Se trata de botellas, botes o tarros, generalmente de plástico, que rellenamos con objetos o diversos materiales para que estimulen diversas sensaciones en el niño cuando movamos la botella.

Una vez elaboradas el niño las manipula libremente, las hace girar, las voltea y observa el comportamiento de los objetos que tiene dentro. También se le puede guiar al niño para que observe o se fije más en determinados objetos: ” ¿ ves el pez rojo?, “encuentra la piedra verde”, ” a ver cuál cae antes la canica o la pluma”.

 Estimulan la atención, la observación, el seguimiento de objetos, la curiosidad, las ganas de explorar….

Botellas sensoriales

 

OBJETIVOS DE LAS BOTELLAS SENSORIALES

Generalmente este tipo de botellas se vienen empleando como material de estimulación multisensorial para niños pequeños que se encuentran en pleno proceso de maduración psicomotor.

Pretenden a grandes rasgos:

  1. - Estimular los sentidos en general gracias una experiencia sensorial diferente cada vez
  2. - Estimular visualmente al niño favoreciendo el seguimiento de los objetos en movimiento
  3. - Estimular auditivamente al niño especialmente cuando la botella tiene sólo objetos y no líquido.
  4. - Mejorar la atención en los objetos
  5. - Estimular la curiosidad, el interés, el afán de exploración
  6. - Aumentar las sensaciones placenteras que se consiguen ante determinados estímulos concretos para cada niño

Ventajas botellas sensoriales

Ventajas Botellas sensoriales

CÓMO HACER UNA BOTELLA SENSORIAL… LISTA DE MATERIALES  PARA UTILIZAR 

Necesitamos, como es obvio, botellas vacías transparentes. También se pueden usar frascos o tarros. Es preferible que sean de plástico para evitar que se puedan romper al ser manipulados por el niño y prevenir así accidentes, pero las de cristal aportan también unas cualidades (peso, dureza, sonido de objetos al rebotar contra su paredes…) muy interesantes.

Cómo hacer Botellas sensoriales

  Del mismo modo,  también podemos investigar y crear efectos interesantes si usamos botellas coloreadas.

Cómo hacer botellas sensoriales

Las botellas sensoriales pueden ser líquidas o secas. Una vez elegido el material que emplearemos para rellenarlas, cerraremos bien la botella, si fuera necesario, sellándola con silicona líquida o con cinta de celo fuerte para que no se salga ninguno de los elementos.

El niño, a medida que se acostumbra y aficiona a este material, puede ayudarnos a elegir lo que quiere meter dentro para ver después el efecto o resultado de su elección. Esto sería especialmente interesante para que el niño observe cómo se comportan los elementos y los líquidos en botellas con líquidos de diferente densidad (agua y aceite)

Cómo hacer botellas sensoriales

Cómo hacer botellas sensoriales

MATERIAL PARA BOTELLAS SENSORIALES

 BOTELLAS VACÍAS O DE ESTIMULACIÓN “EN SECO”

Material para botellas sensoriales

 

Estas botellas no contienen ningún tipo de líquido, sólo objetos sólidos,

Quizás serían más interesantes para los niños más pequeños. En ellas se pueden meter aquellos objetos que los bebés podrían llevarse a la boca para que los explore sin peligro.

Si en lugar de una botella utilizamos un tarro o frasco con la boca más ancha y/o sin cuello podemos introducir un número mayor de objetos.

A modo de lluvia de ideas, como ejemplos, las botellas se pueden rellenar de los siguientes materiales sólidos:

 

Material para botellas sensoriales

 

  • Canicas de colores
  • Bolas de hidrogel 
  • Legumbres variadas, arroz, pasta, semillas (alpiste, cañamones, pipas…)
  • Plumas
  • Botones de colores o transparente
  • Conchas marinas
  • Cuentas o abalorios de colores
  • Piedras de colores o gemas
  • Pompones de un solo color o de colores variados
  • Confeti
  • Purpurina o brillantina
  • Lentejuelas con diferentes formas y colores
  • Cintas o lazos
  • Espumillón
  • Trozos de papel celofán de colores
  • Pequeños juguetes de plástico: insectos de goma
  • Trozos de papel de aluminio
  • Trozos o retales de goma eva o esponjillas (que floten)
  • Gomitas de colores
  • Limpiapipas
  • Cascabeles o campanitas pequeñas

Material para botellas sensoriales

Material para botellas sensoriales

 

Material para botellas sensoriales
Material para botellas sensoriales

 

Material para botellas sensoriales
Material para botellas sensoriales

 

BOTELLAS LÍQUIDAS

 Botellas líquidas

Están rellenas de objetos variados como los mencionados arriba y algún líquido o varios líquidos conductores (mezclar líquidos de distinta densidad) como:

  • Agua
  • Agua destilada
  • Alcohol
  • Aceite corporal transparente
  • Jabón translúcido 
  • Gomina transparente (para cabello)
  • Glicerina
  • Aceite de girasol (o oliva)
  • Jabón líquido
  • Colorantes / Tintas / Acuarelas líquidas

 Material para botellas sensoriales

 

Al mover o agitar la botella los objetos se mueven en su interior. Al volverla a colocar en posición vertical y en reposo los objetos se “recolocan”. Observar como los elementos pierden velocidad y se posan de nuevo produce un efecto calmante. Este es el efecto que se consigue con el tarro de la cama. A este instrumento o recurso educativo ya le dedicamos una entrada hace bastantes meses.

 Se podría decir sin temor a equivocarnos que el bote o torre de la calma es igualmente una botella sensorial.

 Material para botellas sensoriales

Material para botellas sensoriales
Material para botellas sensoriales

 

IDEAS DE AMPLIACIÓN DE LA ACTIVIDAD DE ESTIMULACIÓN SENSORIAL

 Se pueden elaborar lo que nosotros hemos llamado “botellas sensoriales temáticas”. Éstas, como vimos en nuestra entrada anterior, pueden estar dedicadas a estaciones o épocas del año.

Si deseas llevar este recurso a tu aula o gabinete te recomendamos estar pendientes a pequeños elementos que son frecuentes en bazares o en el propio entorno natural y que pudieran ser susceptibles de ser incorporados a una botella sensorial.

 Botella sensorial de la navidad: espumillón, pequeñas bolitas de navidad, cascabeles, campanillas chiquitinas, lentejuelas…

 Botella sensorial roja, verde, amarilla, dorada, plateada…. : seleccionando objetos variados pero todos de un solo color determinado….

 Botella sensorial del verano o del mar: conchas, pececitos de juguete, arena, piedrecitas….

 Botella sensorial de verano

Botella sensorial del otoño: frutos secos, semillas, palitos de madera…

Botella sensorial “pájaros”: pequeños huevos de juguete (época de pascua), plumas, cañamones o alpiste, migas de pan….

 Botella sensorial de otoño

Y si ya tenemos la posibilidad de utilizar las botellas sensoriales con la luz negra,  y además usamos algún líquido  con quinina como la tónica o alguna vitamina luminiscente, o también usando elementos fosforescentes, tenemos efectos tan sorprendentes como estos….

 Botella sensorial de luz negra

¡ Es magia !

No…¡ Es ciencia !  

Pero esto quizás os lo contaremos en otra entrada….

¡ No te olvides de seguirnos !

Cómo hacer botellas sensoriales

 ¡ Volveremos..! 

 

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

5 Responses to “Botellas sensoriales”

  1. Laura del Pozo

    Muy útil y interesante!. Sois los mejores!.
    Un abrazo para todos queridos amigos!.

    Responder
  2. Dayan

    Ideas geniales!!!! Haré unas cuantas para mi pitufita de 6 meses!!! :)
    Saludos

    Responder

Deja un comentario