¿Cómo prevenir un golpe de calor este verano?

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

Evitar golpe de calor

Para comenzar debemos reconocer cuando nuestros hijos están sufriendo un golpe de calor, es por ello que desde el blog trasmitimos una breve introducción sobre el tema.

Un golpe de calor es uno de los casos más graves de hipertermia. Se trata del aumento de la temperatura corporal debido a las altas temperaturas o al exceso de ejercicio físico, además  la deshidratación por este sobrecalentamiento provocaría el funcionamiento anormal de los órganos.

El golpe de calor se trata del fallo de la autorregulación del calor de nuestro cuerpo, y puede llegar a tratarse de una urgencia médica debido a su aparición veloz y desenlace fatal si no se trata de manera adecuada y a tiempo. Cuando se sufre un golpe de calor, se produce la perdida de agua y electrolitos necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, es por ello que la rehidratación va a ser uno de los tratamientos más importantes.

¿CÓMO PREVENIR UN GOLPE DE CALOR ESTE VERANO? SIGUE LEYENDO Y TE DAMOS TODAS LAS CLAVES…

Las causas de este proceso son multifactoriales, desde edades extremas (niñez y vejez) hasta exposiciones prolongadas al sol en el automóvil, o a ambientes húmedos y de temperatura elevada sin protección.

La mayor parte de los casos de golpe de calor se trata de niños entre 0 y 5 años debido a la menor cantidad de agua que hay en su cuerpo, que produce un aumento de temperatura el triple de rápido que en la adultez.

 

FALLO EN LA TERMORREGULACIÓN. ¿QUE SUCEDE EN NUESTRO CUERPO?

La temperatura normal en el ser humano se mantiene entre 36.6 -37.5 ºC. Si nos encontramos expuestos al calor o realizamos algún ejercicio físico intenso, nuestro cuerpo produce un exceso de calor y nuestro hipotálamo, regula mediante un mecanismo reflejo cambios en nuestros vasos sanguíneos, produciendo un fenómeno llamado VASODILATACIÓN.

La vasodilatación es el mero hecho de mantener nuestro cuerpo fresco, dilatando nuestros vasos sanguíneos y produciendo la pérdida del exceso de calor. Es así, como la temperatura vuelve a la normalidad.

El problema es cuando este fenómeno falla debido a las altas temperaturas y a que el cuerpo no es capaz de hacer perder el calor sobrante con la rapidez adecuada, produciendo un sobrecalentamiento y no consiguiendo que el cuerpo se refresque.

Nuestro cuerpo alcanza temperaturas elevadas por encima incluso a veces de los 40ºC, desembocando en la deshidratación y funcionamiento errático del organismo, pudiendo esto desembocar en un desenlace fatal.

Las células que más daño sufren en un estado constante de hipertermia son las neuronales, lo cual justificará los síntomas que se describirán a continuación.

 

SÍNTOMAS EN UN GOLPE DE CALOR

Los principales síntomas de un golpe de calor, son la elevación de la temperatura corporal por encima de 40ºC, alteración en el nivel de conciencia pudiéndose acompañar de convulsiones y a diferencia de la insolación, la piel se encuentra seca y muy caliente.

Además podrán aparecer otros síntomas precoces como:

  • Cansancio y debilidad.
  • Mareos, náuseas y vómitos.
  • Calambres musculares por la deshidratación.
  • Cefalea intensa e incluso confusión.
  • Respiración rápida y superficial.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca y pulso débil.

 

TRATAMIENTO

Pues el mejor tratamiento del golpe calor que está en vuestras manos sin duda es la PREVENCIÓN.

 Evitar golpe de calor Los principales consejos que nos trasmite la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA son:

  1. Extremar la vigilancia de los niños pequeños, especialmente los menores de un año, de aquellas personas que sufran alguna enfermedad crónica que dificulte sudar (como la fibrosis quística), o de quienes estén tomando determinados medicamentos como, por ejemplo, los antihistamínicos.
  2. No esperar a que los niños pidan agua. Ofrecer continuamente líquidos. En el caso de lactantes ofrecer el pecho de manera más frecuente.
  3. En caso de realizar actividades físicas al aire libre, en épocas de calor, ir bebiendo pequeñas cantidades cada 15-30 minutos durante el ejercicio.
  4. Modificar la actividad física según las condiciones ambientales, evitando el ejercicio más intenso en las horas de máximo calor. A esas horas, proponer juegos tranquilos evitando que los niños se agiten.
  5. En caso de temperaturas altas, recordar siempre utilizar ropa holgada, ligera y transpirable —por ejemplo de algodón—, de colores claros y no olvide proteger la cabeza de los niños con una gorra. Bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia
  6. Evitar que los niños permanezcan mucho tiempo expuestos al sol y a altas temperaturas, manteniéndolos en lugares sombreados, bien ventilados o con aire acondicionado.
  7. Nunca deje a un niño solo, ni tampoco permanezca con él, dentro de un vehículo estacionado y cerrado.

 Evitar golpe de calor

 

 Veraneando, se va el tiempo volando.
Golpe de calor
Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

One Response to “¿Cómo prevenir un golpe de calor este verano?”

  1. Laura del Pozo

    Es conveniente estar preparado para actuar!. Muy interesante!.
    Muchas gracias!.
    Un abrazo!.

    Responder

Deja un comentario