Contención ambiental y verbal en el niño agitado (parte I)

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

Cajas Amazon familia

Hoy en el blog, vamos a hablar dando ejemplos prácticos sobre los diferentes recursos de los que disponemos y cómo entrenándolos nos ayudaran a mejorar ante situaciones de descontrol de impulsos de nuestros hijos y alumnos.

Todas las pautas plasmadas hoy aquí son en base a las nuevas actualizaciones de mano de la enfermera del Centro tras acudir al último curso de Atención en situaciones especiales y urgencias psiquiátricas en el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid el pasado 30 y 31 de Enero.

ABORDAJE ANTE UN NIÑO AGITADO

Existen una amplia variedad de circunstancias que pueden producir la agitación de un niño o adolescente, es por ello que se vuelve difícil encontrar una única forma o conducta fija a tomar. Es importante aclarar algunos conceptos:

  • Agitación (RAE)
  1. Acción y efecto de agitar
  2. Psicol. Trastorno emotivo que se caracteriza por una hiperactividad corporal desordenada y confusa.

A pesar de esta variabilidad, es necesario contar con una protocolización mínima que permita eliminar o disminuir esta situación tan estresante tanto para el niño como para el cuidador. Es importante recalcar que todo lo que se va a mostrar aquí son las pautas básicas a seguir, pero no debemos olvidar la situación emocional, social y física de cada individuo.

En primer lugar, debemos tener muy claro que la contención ambiental y verbal son elementos básicos para la extinción de una conducta inadecuada o una agitación. Debemos ver estos conceptos no como un fin, sino como el medio a través del cual controlamos la situación y ayudamos a la extinción de un acto disruptivo o un comportamiento inadecuado.

  • Contención según la RAE es:
  1. Acción y efecto de contener o contenerse.
  2. Der. Litigio trabado entre partes.
  3. desus. Contienda, disputa entre varios.
  4. desus. Intensión, esfuerzo, conato.

En esta primera parte, nos centraremos en la contención ambiental o del entorno, y para que sea más fácil actuar correctamente ante una agitación, vamos a manejarlo a través de algunos ejemplos.

CONTENCIÓN AMBIENTAL

Ante este tipo de situaciones, es recomendable aunque en ocasiones no es posible de  hacer, contar con una buena disposición del entorno, esto quiere decir que sería deseable alejar al niño agitado de cualquier tipo de distracción que pueda aumentar su nivel de ira,  intentado disminuir todo tipo de estímulo visual, auditivo y movimiento del niño.

Con este tipo de contención, se busca promover un espacio adecuado y tranquilo en el que podamos llevar a cabo el siguiente paso que sería la contención verbal.

Citamos a continuación algunos ejemplos:

CASO 1: CENTROS COMERCIALES O SUPERMERCADOScentro comercial escaleras

  • Caso: Niño que se encuentra con sus padres en un establecimiento de un centro comercial y ante una negativa a comprarle algo por ejemplo, se muestra colérico y enfadado. Se tira en el suelo y empieza a gritar dando patadas y con un lenguaje desafiante.
  • Actuación: Si es posible, intentar alejar al niño de cualquier tipo de estímulo ya sean personas u objetos, intentar encontrar un ambiente más tranquilo en el que podamos llevar a cabo la siguiente intervención, por ejemplo: llevar al niño al rellano de la zona de ascensores donde hay menos tránsito de personas.

CASO 2: COCHE

  • cseguridadCaso: Desplazamiento ya sea largo como un viaje o corto para ir a la compra o al médico o al centro educativo.
  • Actuación: En este caso, es muy importante la prevención, si vemos que el niño está nervioso no debe montarse en el vehículo hasta que se calme. Una vez este subido al vehículo debemos seguir normas básicas: abrochar cinturón de seguridad, el elevador, activar el cierre de seguridad del coche para que solo sea posible abrir desde fuera por el adulto. Llevar dispositivos electrónicos que puedan entretenerle. Poner música que guste a todos.

 

Si la agitación empezase en el interior del vehículo, lo ideal es parar en una zona habilitada para el descanso, o en un lugar donde no obstaculicemos al resto de vehículos o podamos ser un peligro para la seguridad vial.

CASO 3: DOMICILIO

  • Caso: Comienza en casa episodio de agitación en el que es posible que el niño se haga daño o dañe el entorno, ya sea rompiendo el mobiliario oPuertas vivienda autolesionándose golpeándose etc.
  • Actuación: Debemos tener previsto en nuestro domicilio un espacio para estos casos, ya sea una esquina o un lugar donde pueda encontrarse más contenido sin lesionarse o rompiendo el mobiliario. Por ejemplo, si disponemos de un pasillo amplio, este lugar sería una buena opción o por ejemplo el descansillo de casa donde es importante tener echada la llave para evitar riesgo de fuga. Es importante buscar un espacio donde dispongamos del menor mobiliario posible y que no sea un lugar amenazante para el niño, sino un espacio donde se sienta seguro él mismo y el entorno.

CASO 4: CALLE

  • Padre e hijoCaso: Desplazamientos hasta el vehículo, paseos o por ejemplo una situación cotidiana es la ida y venida al centro escolar ya sea en transporte público o en la ruta escolar.
  • Actuación: volvemos a mencionar la palabra mágica: PREVENCIÓN. La mayor prevención se trata del acompañamiento y supervisión. Ya habrá tiempo de conceder responsabilidades a estos niños adecuadas a sus características y normalmente el ir y venir a casa solos desde la ruta escolar no es una buena elección, sobre todo cuando se trata de niños imprevisibles que en cualquier momento pueden cursar con un episodio de agitación o de inatención que puede poner en peligro su vida si se encuentran en la calle. Es por ello importante, ir con ellos de la mano o a una distancia de 1m como mucho con el fin de ante cualquier imprevisto poder actuar rápidamente.

Como decíamos más arriba estas son algunas pautas que nos surgen desde el Centro. En la próxima entrada se hará mención a la contención verbal y su importancia.

Estamos abiertos al debate y a responder todas vuestras dudas y sugerencias

Y en la próxima semana… la importancia sobre el lenguaje no verbal.

Familia unida

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

One Response to “Contención ambiental y verbal en el niño agitado (parte I)”

Deja un comentario