DIONISIA PLAZA: Letras letras… y más letras

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

LETRAS, LETRAS, Letras, LETRAS, Letras, LETRAS, letras, LETRAS, letras



En el Dionisia Plaza las letras nos invaden por todas partes: Susana, Alba, Carmina y Marta, se encargan bien de hacerlas volar por clases, pasillos y rincones.



En el Centro Dionisia Plaza disponemos de un método de lectoescritura propio, el “Método Escribir y Leer” creado por la fundadora del centro, la Dra. Dionisia Plaza.





Este método está dirigido a todos los niños que empiezan a leer y escribir; no se trata sólo de un método rehabilitador destinado a aquellos niños que presentan dificultades psicomotrices o alteraciones en su aprendizaje escolar, especialmente en el área grafoléxica.




A pesar de disponer de un método de lectoescritura propio, en el centro Dionisia Plaza  también utilizamos material y libros de texto actuales.


Nuestra experiencia en años nos dice que estos materiales comerciales suelen estar poco adaptados a las necesidades reales e individuales de cada niño. Desde nuestro centro pretendemos el desarrollo de cada niño con una atención personalizada. Es por ello, que desde nuestros gabinetes de lectoescritura venimos realizando una importante labor, no siempre conocida, de elaboración de fichas y material educativo propio.

A continuación os vamos a ofrecer sólo una muestra de estos materiales. 


Todos estos materiales en concreto han sido elaborados por una de nuestras especialistas en lectoescritura: Susana.


Esperamos que os den ideas también para que vosotros, seguidores del blog, elaboréis juegos y recursos con el material gráfico tan abundante y a menudo desapercibido que nos rodea.  Estas son las primeras:



Algunas ideas y recursos para el desarrollo de la lectoescritura:

En líneas generales, cuando los niños se enfrentan por primera vez al aprendizaje de la lectoescritura, se enfrentan con una materia árida, abstracta, que requiere más esfuerzo y atención. Es una materia poco atractiva para ellos. Además, muchos niños vienen a nuestro centro con fobia a la escuela debido a una historia previa de fracasos escolares. Muchos de nuestros niños nos llegan con una gran sobrecarga emocional negativa hacia el aprendizaje, y en especial hacia las letras.

Debemos motivar al niño para interesarle por el trabajo que va a realizar.

Las letras nos rodean en nuestro entorno, nos invaden. Estas letras son bonitas y de colores vistosos.

En nuestro centro disponemos de juegos y recursos lúdicos que utilizan las letras como estimulo. 
También existen muchos juegos de ordenador que fomentan el desarrollo de la lectoescritura. Os iremos diciendo cuáles son los más recomendados y los que más éxito tienen entre nuestros chavales. 


              


A menudo se dice que los niños antes de los 6 años no aprenden a leer ni a escribir. La práctica diaria nos dice que no debemos poner fechas a este inicio: cada niño empezará a leer y/o escribir cuando este maduro para ello. Lo que no debemos de hacer es dejar de estimularle desde que nace para el desarrollo de la lectura y la escritura. Debemos crear “entornos alfabetizadores” para el niño.


Los expertos recomiendan empezar a leer cuentos a los niños a partir de los 6 meses. Debemos hacer de la lectura una rutina diaria. Antes de que el bebé cumpla un año, deben primar las imágenes, colores, texturas, sin apenas letras y con dibujos e ilustraciones de colores llamativos, y de diferentes formatos como los libros de cartón desplegables, de tela o con materiales de plástico. Al principio los utilizará como un juguete. 



También es importante familiarizar al niño con los cuentos para que adquiera el hábito de pasar hojas de derecha a izquierda, siga un orden de lectura de párrafos de izquierda a derecha y de arriba a abajo…














Este es un cuento de estimulación táctil que se elaboró en nuestros gabinetes. No debemos olvidar que el desarrollo de la psicomotricidad fina es un pre-requisito para el inicio de la escritura











En nuestro “entorno alfabetizador” aprovechamos letras y carteles impresos del mundo social que nos rodea: prensa, periódicos, folletos, publicidad…


   



               



Aquí tenemos ejemplos de recortes y composiciones con letras de prensa, publicidad, folletos. Ellos mismos seleccionan las letras, las recortan y hacen sus composiciones. 


¡La letra es una forma que podemos representar de muchas maneras! 


 A través del propio cuerpo, los niños se familiarizan con la forma de las letras del alfabeto.

Las posibilidades son infinitas: con los dedos, con manos y brazos, con el cuerpo entero; trabajando en parejas o en pequeños grupos; de pie o estirados en el suelo… ¿Os atrevéis?  ¡ Nosotros sí !


















De las letras enseguida pasamos a las primeras palabras. Para evitar el rechazo a la escritura que antes comentamos buscamos palabras significativas y atractivas para el niño. Muchas veces hemos encontrado que esta palabra es “mamá” y/o “papá”. Muchos niños hacen dibujos y ponen debajo mamá o papá, sintiendo con ello una satisfacción muy grande cuando llevan a sus madres este obsequio de su primer trabajo.
El nombre del niño y de su familia también juega un papel motivador muy importante.





En este sentido la llegada del Día de la Madre o del Día del Padre, nos da mucho juego para que el niño realice pequeñas tarjetas de felicitación, e incluso cuentos. En casa se puede aprovechar también fechas familiares como el cumple de la abuela o la llegada de un hermanito para que los niños escriban creaciones dedicadas al acontecimiento. 





Aquí aparecen algunos modelos de felicitación, cuentos o tarjetas que hemos elaborado años atrás, quizás alguno de nuestros niños mayores que ya crecieron y se fueron del cole puedan reconocer aquí sus trabajos


A la hora de fabricar material para que nuestros niños trabajen la lectoescritura, trataremos de buscar sus centros de interés y de ofrecerle letras referidas a ese mundo que les rodea y que les motiva especialmente. En ocasiones este mundo infantil no nos resulta especialmente interesante al adulto, otras incluso lo aborrecemos (como es Bob Esponja o los Gormiti para la que escribe esta entrada), pero hay que dejar a un lado esta aversión para conseguir algo más importante: que los niños se interesen y pierdan miedo a la lectura y escritura. 




Aquí tenemos un ejemplo de fichas de tipo caligrafías elaboradas siguiendo el gusto actual de nuestros niños, luego pueden colorear los dibujos.


Otro recurso muy interesante para trabajar en casa y que también trabajamos mucho en nuestros gabinetes es la carta a los Reyes Magos y/o Papá Noel en Navidad. Los ansiados catálogos de juguetes que tanto abundan en estas fechas nos pueden dar mucho juego para que los niños se fijen en los nombres de sus juguetes favoritos, miren qué letras lo componen, lo copien, recorten las letras… 


Estos son ejemplos de varias cartas para los Reyes Magos que realizamos en nuestro gabinete.


En otras ocasiones podemos utilizar imágenes que no tienen por qué ser del mundo infantil, también nos valen los catálogos y folletos de publicidad de los supermercados. 






   





En nuestro centro queremos hacer al niño protagonista de su propio aprendizaje. No debe haber sólo una enseñanza sino también una animación a la lectura y a la escritura. Debemos generar una motivación, una interacción del niño con el texto, para que se cree un hábito lector y escritor.




La entrada de hoy ha sido especialmente larga, esperamos que os haya resultado interesante.


A lo largo del próximo curso os iremos enseñando cuáles son los nuevos materiales que vamos elaborando en nuestros gabinetes. ¡Gracias por seguirnos!



” Aprender a leer me enseño a volar”

” Yo no trabajo, sólo amo lo que hago”





” Aquí no se rinde nadie “



Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

2 Responses to “DIONISIA PLAZA: Letras letras… y más letras”

  1. Hola, a todos:

    ¡La verdad es que admiro la labor tan importante que lleváis a cabo con nuestros hijos!

    ¡Esto es pura vocación! Todo ese entusiasmo y ganas por enseñar y que aprendan, de forma tan personalizada.

    Un abrazo,
    Tamara (mamá de Diana Durán)

    Responder
  2. Laura del Pozo

    Muy bonito e interesante!.
    Que gran labor hacéis queridos amigos!.
    Un abrazo muy fuerte!.

    Responder

Deja un comentario