Dionisia Plaza y la carta REAL

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+
Os vamos a contar una historia… pero no una historia cualquiera… ¡una historia de una princesa de verdad! 

¿Os acordáis de María Jesús, la presidenta de la Asociación Cen con C? Ella fue la que hizo realidad nuestro sueño de ser escritores por una buena causa.

Una tarde, María Jesús se encontró en un parque de Pozuelo (Madrid) con…¡la mismísima princesa Letizia! Allí, sentadas en un banco, hablaron sobre los libros solidarios, las fundaciones y los centros que este año habían participado escribiendo sus cuentos.

Horas después, cuando María Jesús estaba ya en casa, pensó en la posibilidad de mandarle a la princesa una caja con una representación de “Cuentos Escritos por Niños con el Corazón”… y rápidamente se acordó de nosotros… ¡Eligió, entre otros, los dos libros del Dionisia Plaza!

Entonces, las profes se pusieron manos a la obra…

Montse hizo este precioso dibujo:


Y las profes Susana y Alba escribieron juntas este cuento:

“Había una vez un hada madrina que hacía los sueños de los niños realidad. Les tocaba con su varita mágica, que en vez de polvo de estrellas tenía…¡polvo de letras! Y a partir de ese instante los niños perdían el miedo a escribir. Como todo el mundo sabe, los niños son los mejores en eso de soñar; y con los sueños imaginan y crean historias. Todas las historias ayudan a hacer el mundo un poco mejor… sobre todo las que el hada madrina rocía con su polvo mágico de letras.

Un día, el hada sobrevoló el Centro Dionisia Plaza, en el que unos niños muy especiales trabajan con unos intrépidos profesores. En este centro derramó su polvo de letras y a todos enseñó que a través de los cuentos podían cambiar el mundo malva de los niños con Síndrome de Dravet.

Otro día, cuando el hada paseaba por el parque, se encontró con una princesa. Pero no era una princesa cualquiera… ¡era una princesa real! Y sé de muy buena tinta que esta princesa fue protagonista de un maravilloso cuento… no recuerdo bien el título, pero sé quién lo soñó… fue un niño llamado Felipe el que un día lo escribió.

El hada madrina envió a la princesa un montón de libros mágicos, entre los que se encontraban los dos del Centro Dionisia Plaza. Todos son cuentos especiales porque están llenos de sueños. Sueños que también tienen las dos pequeñas hijas de la princesa, que por supuesto la princesa las soñó y en su cuento lo escribió.

Lo mágico de los cuentos es que están llenos de deseos. Todo lo bello existe primero en la imaginación. Sólo se necesita polvo de letras para transformar los sueños y deseos en cuentos, y bien sabemos que a veces se hacen realidad.
Porque la vida no es más que un cuento, y los cuentos vida son.

Todos los niños escritores del Centro Dionisia Plaza, verdaderos protagonistas de estos libros, desean que Usted, doña Letizia, conozca sus cuentos y con ellos éste maravilloso proyecto. Ambos están soñados y escritos con el corazón.


El dibujo, el cuento, y los dos libros se guardaron en una preciosa caja… destino al Palacio Real.

Unos días mas tarde… ¿A QUE NO OS IMAGINÁIS QUE PASÓ?

Esta carta llegó a nuestro centro, el Dionisia Plaza, de manos de María Jesús:



Estamos muy emocionados al haber recibido de parte de Su Alteza Real su afectuoso saludo para los niños del  Dionisia Plaza. 

¡Estamos muy orgullosos de vosotros!

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

2 Responses to “Dionisia Plaza y la carta REAL”

Deja un comentario