Entrenamiento Musical – Entrenamiento Cerebral

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+
 

reapara-daño-cerebral-01

Hoy Marian, nuestra musicoterapeuta, nos trae una teoría muy interesante sobre el poder de la música como entrenamiento cerebral.

La música se presenta como una de las mejores actividades de gimnasia cerebral o de entrenamiento neuropsicológico ya que contribuye a favorecer procesos superiores tales como atención, memoria, aprendizaje, percepción y a modificar determinados hábitos o conductas no deseadas. Tomás Ortiz Alonso

Neurólogos del centro médico Beth Deaconess de Israel han demostrado que los músicos profesionales tienen más desarrolladas las áreas de proceso auditivo y de control psicomotriz que el resto de los mortales. La diferencia de tamaño de estas zonas de la masa gris puede llegar hasta el 50 por 100. (“Cómo nos transforma la música” Muy Interesante).

Cerebro2

Así como el ejercicio físico aumenta la masa muscular, el ejercicio musical estimula el entrenamiento mental. Algunas conclusiones recogidas en el artículo “Evidencias cerebrales del entrenamiento musical” por Gema Soria-Urios, Pablo Duque y José M. García Moreno muestran esta relación entre el entrenamiento musical y el entrenamiento cerebral:

  • Existen diferencias estructurales y funcionales entre el cerebro de un músico profesional y una persona que no tenga formación musical.
  • El entrenamiento musical mejora la percepción acústica, mejorando de esta forma la comprensión del lenguaje.
  • Escuchar música tiene efectos sobre las estructuras límbicas y paralímbicas. El efecto placentero de escalofrío por la espalda está relacionado con un aumento del flujo sanguíneo en la ínsula, en la corteza prefrontal ventromedial y en el estriado ventral y una disminución del flujo sanguíneo en la amígdala y el hipocampo.
  • El núcleo accumbens se activa con la escucha placentera de piezas musicales agradables.
  • Las personas ciegas tienen mayor expansión del territorio auditivo en la corteza cerebral.
  • El aprendizaje y adquisición de nuevas destrezas produce cambios en la representación cortical.
  • Aprender una secuencia de cinco dedos para piano durante cinco días implica una cierta reorganización de la corteza motora.
  • Algunos autores se han planteado que los músicos ya nacen con una anatomía cerebral diferente y eso hace que sean aptos para la música pero se ha demostrado que estas diferencias cerebrales se deben a la práctica musical intensa, es decir, el entrenamiento musical es el que reorganiza el cerebro y no una estructura cerebral previa que les haga tener habilidades musicales.
  • Los sonidos tienen efecto sobre las áreas cerebrales, las emociones, y estas sobre el sistema nervioso vegetativo (SNA), sistema hormonal (SE) y el sistema inmune (SI)
  • La parte anterior del cuerpo calloso es mayor en músicos que iniciaron sus estudios antes de los 7 años y este mayor tamaño del cuerpo calloso implica mayor velocidad de transferencia hemisférica.
  • Tocar música durante más de dos horas y media a la semana aumenta un 25% el cuerpo calloso.
  • En los músicos, el cerebelo, encargado de la coordinación motora y de la secuenciación temporal de los movimientos, tiene mayor volumen.
  • Los músicos profesionales tienen concentraciones más elevadas de materia gris en áreas motoras, auditivas y visoespaciales.
  • Hay cambios estructurales en el cerebro de niños tras 15 meses de entrenamiento musical. Mejoran en tareas de control motor y en tareas melódico-rítmicas. Aumentan el volumen en el giro precental derecho, en el cuerpo calloso y en el área auditiva primaria derecha. También se observan cambios en áreas frontales, en el percingulado posterior izquierdo y en la región occipital media izquierda.
  • Los músicos y no músicos procesan la música de forma diferente. Los profesionales activan el hemisferio izquierdo y los que no tienen formación musical activan el hemisferio derecho. En ambos casos el contorno melódico se procesa con el hemisferio derecho y el ritmo con el hemisferio izquierdo.
  • Ante la escucha de una melodía no familiar para una persona sin formación musical, esa persona activa el lóbulo temporal relacionado con el procesamiento auditivo y ante la escucha de esa misma melodía que en este caso le resulta familiar a un músico profesional, este activa además el lóbulo frontal y áreas premotoras ya que no solo escucha sino que en su cerebro también la “toca”.
  • Cuando una persona con estudios musicales percibe una melodía activa una red cerebral extensa (control motor y auditivo) por el contrario en una persona sin estudios musicales solo se activan las áreas auditivas principalmente.

En el CENTRO DIONSIA PLAZA estamos trabajando a través de la música y concretamente a través de la práctica instrumental, habilidades cognitivas tales como la atención, la memoria, los reflejos, el seguimiento de instrucciones, la fijación de la mirada y habilidades psicomotoras tales como la coordinación óculo manual, coordinación bimanual, fortaleza e independencia de manos y dedos y psicomotricidad fina además de habilidades propiamente musicales como el ritmo, la discriminación auditiva y la forma de tocar diferentes instrumentos musicales.

gimnasia-cerebral

 

Para mantener el cerebro activo, además de llevar una alimentación equilibrada y hacer ejercicio físico, hay que poner a trabajar el cerebro en tareas nuevas y diferentes y el aprendizaje musical instrumental además de ser una tarea nueva y diferente resulta que es una tarea lúdica y atractiva a través de la cual estimulamos las conexiones neuronales de nuestros niños mientras ellos se lo pasan bien, como si de un juego se tratase.

EJERCICIOS CON EL PIANO

  • Numerar los dedos de ambas manos y moverlos: 1-pulgar, 2-índice, 3-corazón, 4-anular, 5-meñique.
  • Tocar las teclas negras de grave a agudo en orden empezando con la mano izquierda y cambiando a la mano derecha a partir del do central. Ascendente y descendente
  • Tocar con los dedos 3 y 2 de la mano izquierda los grupos de dos teclas negras de forma simultánea y cambiar a los dedos 2 y 3 de la mano derecha a partir del do central. Ascendente y descendente.
  • Tocar los grupos de dos teclas negras de forma sucesiva, primero con el dedo 3 y luego con el dedo 2 de la mano izquierda y después con el dedo 2 y 3 de la mano derecha a partir del do central.
  • Realizar el mismo ejercicio con los grupos de tres teclas negras, primero de forma simultánea y después de forma sucesiva con cambio de mano a partir del do central y con los dedos 2 ,3 y 4.
  • Utilizar los cinco dedos de la mano izquierda para hacer una escala pentatónica en el registro grave y los cinco dedos de la mano derecha para hacer una escala pentatónica en el registro agudo.

 

IMG-20150630-WA0003IMG-20150630-WA0004

 

 

IMG-20150630-WA0009

 

EJERCICIOS CON EL XILÓFONO

IMG-20150630-WA0010

 IMG-20150630-WA0015

  • Tocar las láminas del xilófono en orden alternando las baquetas y finalizar con un glissando
  • Tocar las láminas del xilófono que sean del mismo color de forma simultánea ascendente y descendente.
  • Tocar las láminas del xilófono que sean del mismo color de forma sucesiva ascendente y descendente
  • Tocar las láminas superiores del xilófono realizando negras con la mano izquierda y corcheas o semicorcheas con la mano derecha ascendente y descendente.
  • Tocar la escala de do, la escala pentatónica y la escala cromática.
IMG-20150630-WA0014

 

 IMG-20150630-WA0002IMG-20150630-WA0011

 

EJERCICIOS CON LA DARBUKA

  • Tocar el ritmo 1 en la darbuka (Dum-da-ka) y después el ritmo número 2 (Dum-daka-daka) de forma individual.
  • Introducir el concepto de polirritmia y realizar un ejemplo en el que un niño comienza con el ritmo 1 y yo me uno con el ritmo 2 y así suenan dos ritmos a la vez.
IMG-20150630-WA0017IMG-20150630-WA0005

 

 IMG-20150630-WA0006IMG-20150630-WA0007

 

IMG-20150630-WA0008

Reacción musical

  • Percuto las claves contando 1-2-3 y ellos tienen que percutir sus claves y decir “cuatro”. Tienen que estar atentos porque yo puedo hacerlo lento o rápido, forte o piano y tienen que adaptarse.
  • Toco el pandero y cuando percuto un tempo fuerte, un acento, acercándome a ellos, tienen que dar una palmada. Tienen que estar atentos porque puedo variar el momento en el que hago el acento.
IMG-20150713-WA0007

 

Memoria musical

  • Toco dos sonidos en el piano y me tienen que decir si son iguales o diferentes. Primero dejo 5 segundos entre un sonido y otro y después 15 segundos.
  • Repetimos el ejercicio pero toco 5 notas intermedias entre un sonido y otro.
  • Repetimos el ejercicio pero digo cinco números entre un sonido y otro y además de decirme si los sonidos son iguales o diferentes tienen que repetirme los números en orden.
  • Tienen que repetir el nombre del instrumento que yo diga, hasta un total de cinco seguidos, por ejemplo: Guitarra. Guitarra, piano. Guitarra, piano y flauta. Guitarra, piano, flauta y maracas. Guitarra, piano, flauta, maracas y cascabeles.
  • Con los ojos cerrados, van sonando varios instrumentos y solo cuando suenen los cascabeles tienen que levantar la manos. Se repite el ejercicio añadiendo las palmas cuando suene la pandereta.
  • Yo toco cinco instrumentos seguidos y ellos tienen que memorizar los instrumentos que han sonado y en el orden en el que han sonado y luego tocarlos.
  • Seguimiento de instrucciones: sentados en una silla con los ojos cerrados:
  1. Levantamos las manos cuando suenen los cascabeles
  2. Movemos la cabeza cuando suenen las maracas
  3. Percutimos con los pies cuando suenen las claves
  4. El niño que yo nombre y cuando suene la flauta bailará por la clase y cuando deje de sonar volverá a sentarse.
  5. Cuando suene el xilófono nos ponemos de pie y cuando deje de sonar nos volvemos a sentar
  6. Cuando suene el piano bailamos todos por la clase y cuando deje de sonar volvemos a nuestra silla, a la misma de antes.

 IMG-20150713-WA0004IMG-20150713-WA0005

 

IMG-20150713-WA0006

 

Otra actividad que realizamos es la “Cup Song” o el Ritmo de los Vasos, muy de moda y conocido por los más jóvenes. Aquí tenemos a una alumna reproduciendo el ritmo… y este sólo es un adelanto… no olvidéis el Cup Song porque… ¡durante este curso habrá muchas novedades!

 

Esperamos que estas actividades como ejemplo entrenamiento musical os hayan parecido interesantes. Realmente los efectos de la música sobre el cerebro son muchos y a menudo no están suficientemente bien reconocidos.

FB_IMG_1433777675768

 

 

IMG_20150501_092547 (1)siguenos_en_twitter3

 

 

 

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario