Estamos de CAMPEONATOS

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+
Es llegar el mes de julio, y por los pasillos del Dionisia Plaza ya se empieza a sentir un espíritu de equipo y de unión que sólo lo dan… ¡LOS CAMPEONATOS!


Todas las mañanas comienzan con un revuelo generalizado… ya saben qué equipos juegan y a qué deporte… empiezan desde la mañana animándose, buscándose en los pasillos y preparándose para el encuentro.


Múltiples son los beneficios del deporte en la infancia. Estos días en los campeonatos aprenden que conseguir objetivos supone asumir esfuerzo y sacrificio, y que no todo es inmediato ni fácil de conseguir. Aprenden que hay batallas que se pierden y conocen de primera mano el buen sabor de los triunfos conseguidos. Estos encuentros deportivos ayudan a los niños con baja tolerancia a la frustración.

Con los partidos descargan la tensión y los nervios acumulados, se fomenta la socialización, a compartir triunfos y derrotas y a disfrutar de los sentimientos compartidos. Para ellos es muy importante formar parte de un equipo, y entre ellos se ayudan y entrenan en los recreos para conseguir un objetivo común: La gran copa de los campeones. Aprendemos que todo esfuerzo, tiene su recompensa.




 

 







“Pongamos de moda la amistad”

“¿Dónde mueren los sueños?
En un lugar llamado miedo.”

“No tengo fuerzas para rendirme”




Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

3 Responses to “Estamos de CAMPEONATOS”

  1. Begoña Mugica

    De nuevo enhorabuena por la iniciativa de los campeonatos. ¡Una gran idea! los niños vuelven a casa entusiasmados contando la experiencia. Por cierto, ya os lo he dicho en otras ocasiones, ¡¡pero me encanta el blog!! Un abrazo

    Responder
  2. Anonymous

    Soy una antiguo alumno. Que recuerdos al leer la última entrada en el blog y ver fotografias de ese patio donde jugaba al fútbol y cambiaba cromos con algunos compañeros.
    Ya se que el patio ha salido en varias entradas, pero lo recuerdo bien, fijaros que en mi época no teniamos porterias, la porteria era la canasta de baloncesto por un lado y por el otro pues nos lo teniamos que inventar poniiendo los jerseis, eso cuando no hacia ftio porque cuando hacia era la liinea de tiros libres pues era el otro poste. Muy divertido.
    Además del fùtbol y baloncesto jugabamos en el recreo a veces al beisbol cuyo bate era el puño de la mano.
    Que recuerdos y muy bonitos fue el tiempo de recreo, esa media hora que teniamos de 2 a 2:30 daba para mucho. Y desconectar un poco de las mates, los verbos o las ciencias jejeeee. Y coger fuerzas la hora y media que quedaba para irnos a las 4 de la tarde

    Besos

    Responder

Deja un comentario