Excursión Primer Ciclo ” Club de Campo Las Encinas”

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+


Nuestros pequeños de 1º y 2º de Primaria de nuestro centro “DIONISIA PLAZA” salieron ayer de excursión acompañados por sus profesoras.

Fueron al Club de Campo “Las Encinas de Boadilla”. 

A pesar de que apretó ya el calorcito primaveral madrileño, fue un día de aventuras para ellos muy especial… ¡Volvieron encantados!

Para empezar, a su llegada se encontraron con que…. ¡Peter Pan y Campanilla se había escapado de los cuentos para recibirlos! Unos estupendos y profesionales monitores de ocio y tiempo libre hicieron las delicias de los niños dirigiéndoles en un sinfín  de actividades lúdicas y juegos. Para ello los dividieron en pequeños grupos que iban rotando, bajo la tutela de un monitor cada uno.

Primero les pintaron la cara de indios, para ser los niños perdidos de Nunca Jamás y poder acompañar así a Campanilla y Peter Pan.
Iniciaron la aventura yendo a ver los caballos y después dieron un paseo hacia el lago para ver los patos, haciendo una parada para refrescarse en una fuente. 
Vieron tortugas, lagartijas, y nenúfares (pero se quedaron con las ganas de ver ranas!)

Jugaron con el paracaídas (escondiendose debajo de una gran lona), al escondite inglés, a “toma tomate”, a pilla pilla en diferentes versiones (en equipos, quitando una pinza que llevaban detrás de sus camisetas…), lanzamiento de zapatillas y juegos con agua (esquivar unas regaderas y carreras llevando agua!).

Cantaron canciones, contaron chistes, fueron exploradores… 
Su resumen es… 
¡¡LO PASAMOS MUY BIEN!! 
¡¡ SUPER BIEN!! 
¡¡FENOMENAL!!

Lo que más les gustó fue jugar con el agua y el paracaídas.








Al medio día, los grupos se reunieron para comer. Esta actividad es gratificante en sí misma… Un picnic campestre con los amigos siempre es especial. Los padres se suelen preocupar de sí ese día comen o no comen. Os garantizamos que las profesoras están pendientes de que lo hagan, pero porque un día coman menos… por los nervios, la excitación del momento, la situación fuera de contexto… o porque no les guste el bocata… tampoco les pasa nada. Ese día que cenen un poco más y compensamos. 

Lo bonito es la experiencia de comida campestre compartida con amigos.



Agradecemos la colaboración de nuestra logopeda María, que también les acompañó a la excursión, y es la autora de las fotografías que ilustran nuestro reportaje de hoy. ¡GRACIAS GUAPÍSIMA!



Y mañana… grupos de 4º y 5º… ¡Nos vamos a la Granja!
Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario