GRAFOTERAPIA: Leer y escribir una aventura apasionante

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

Grafoterapia infantil

En la pasada entrada os hablábamos de la grafoterapia, os enseñábamos cómo trabajamos, y os presentábamos el Método “Leer y Escribir”.  En la entrada de hoy os traemos algunos aspectos más sobre este método de enseñanza y rehabilitación de la lectoescritura, y algunos rasgos más sobre el método de trabajo y principios que sustentan nuestros gabinetes de GRAFOTERAPIA.

Principios del método y filosofía de  la grafoterapia:

En el Centro Dionisia Plaza sabemos que una conducta desordenada obedece siempre a un motivo. Tratándose de niñas y de niños que van por primera vez a enfrentarse con el aprendizaje de una materia árida para ellos como es la escritura y la lectura (los niños no aprenden a leer ni a escribir de manera natural, debe aprenderse de manera consciente implica una disposición, atención e interés  inicial por parte del niño) , debemos cuidar detalladamente que este aprendizaje resulte al niño interesante y todo lo más agradable posible. Es por ello que en nuestro Centro nació por iniciativa de las profesoras de Grafoterapia la existencia de una biblioteca (que a veces hace también la función de sala multiusos para lectoescritura) que fuese bonita, acogedora, estimulante…

Origen de la grafoterapia

 

 

 Origen de la grafoterapia

 

Origen de la grafoterapia

 

Seamos realistas, generalmente un niño de 3 a 6 años, que va por primera vez a la escuela, a no ser que haya sido estimulado y muy motivado por el entorno familiar, no se siente atraído por la enseñanza de la lectoescritura. No puede sentirse atraído por algo que no comprende a primera vista.

En nuestro Centro, además, tenemos la experiencia de niños que, debido a que además mostraban dificultades en habilidades previas y necesarias para iniciar la lectoescritura (atención, orientación espacio-temporal, lateralidad…), han sufrido un choque brusco con la lectura y la escritura y sienten muchos de ellos incluso fobia a la escuela debido a esto. Esto es lo primero que debemos superar y corregir en estos casos: que superen un rechazo insuperable e incomprensible hacia la escritura y la lectura, que pierdan el miedo y se lancen a vivir esta mágica aventura.

Métodos grafoterapia

 

El deseo de las profesoras de Grafoterapia sería que los niños que acuden a sus clases pierdan el miedo a leer y a escribir, más aún…que sientan la misma pasión por las letras que ellas sienten, que amasen los libros casi por encima de cualquier otra cosa en el colegio. Es obvio que no siempre se consigue y es entonces cuando las profes de grafo sentimos una frustración terrible, pero aquí están siempre para intentarlo con todas sus fuerzas. La esperanza, aún en los casos más desesperados, no debe perderse.

Debemos motivar al niño para interesarse por el trabajo y la actividad que va a realizar y somos nosotros, entendiendo por nosotros, el ambiente, la personalidad del rehabilitador, el método o instrumento empleado, los que debemos de hacer posible la adaptación del niño al medio y al mundo social en el que va a desenvolverse, sin trastornos bruscos.

El niño construye su mundo según el ambiente que le rodea y lo que el percibe de ese ambiente, y el aprendizaje, en este caso de la escritura y la lectura que forma parte de ese mundo debe ser lo suficientemente interesante para que el niño lo incorpore con un signo positivo a su construcción.

Todo material de enseñanza debe reunir unas condiciones mínimas de interés para su aprendizaje. Con nuestro método creemos conseguir este objetivo y dar al maestro un instrumento de aprendizaje que motive en el niño su interés y fácil adquisición.

Material grafoterapia

 

El Método ¿Cómo lo hacemos? ¿Cómo lo llevamos a cabo?

Las sesiones de grafoterapia no tienen el concepto de una clase ni de una explicación, es aquel tiempo, que puede ser muy corto, en que el niño está interesado por repasar una letra, escribir palabras, leer textos de su nivel… Cuando el niño se cansa y no quiere seguir con una actividad, no se le fuerza, la profesora debe dejarle que cambie de rutina. Pero debe de estar ahí, insistir en otras  sesiones para vuelva a realizar estas actividades tantas veces como le sea posible.

El aprendizaje de la escritura y de la lectura se ordena en una serie de Etapas que teniendo como base la adquisición de la imagen motriz kinestésica de las formas gráficas, forman con las imágenes visual y auditiva, el proceso de análisis y síntesis que es leer y escribir.

1ª Etapa: adquisición de la imagen motriz del signo gráfico.

2ª Etapa: la adquisición de palabras.

3ª Etapa: La composición de frases.

 Método grafoterapia

  • PRIMERA ETAPA:  Adquisición de la imagen motriz del signo gráfico.

Como ya hemos visto se trata de que el niño aprenda las letras y aprenda a realizar las grafías de las letras. Se utiliza material grafomotriz (ya mencionado en la entrada anterior), las letras de ranuras… También se utilizan las letras de cartón para realizar pasadas (cada vez menos por ser un tanto pesado para los niños). Es una etapa más o menos larga según las características del niño y el grado de madurez de las habilidades pre-escritoras y pre-lectoras previas y necesarias (atención, madurez psicomotriz, lateralidad, motivación…)

Etapas grafoterapia
Etapas grafoterapia

 

Etapas grafoterapiaEtapas grafoterapia

  • SEGUNDA ETAPA: La Significación.

La Segunda Etapa vendría muy pronto. El niño escribe sus primeras palabras con las letras aprendidas recientemente.

El orden en que los niños aprenden las letras con nuestro Método, aunque es flexible y se adapta a cada niño, es el siguiente:

p, m, t, l, n, s, d,b,  c (ca, co, cu), g (ga, go, gu), f, ñ, ch, ll, z (za, zo, zu), c (ce,ci), gu (e,i), r, rr, j, g (ge,gi), k, h, y, v, x, w.

Siguiendo este orden, se respeta el orden de las primeras palabras naturales que surgen en el niño: papá, mamá, mío, no, si, pan, dame… y se evitan los conflictos con la ortografía arbitraria hasta el final del proceso de aprendizaje.

Primero se verían las letras con sílabas directas, después las inversas y por último las mixtas y trabadas. No se mezclan ni se ofrecen todas éstas a la vez, a no ser que el ritmo de aprendizaje del niño sea muy rápido, para no crear conflictos innecesarios en el niño.

La palabra que surge rápidamente en las primeras sesiones de aprendizaje es “mamá”. El niño siente una gran alegría cuando escribe “mamá” y cuando sabe que es su mamá. Nos encontramos que muchos niños hacen dibujos y ponen debajo mamá, sintiendo con ello una satisfacción grande y orgullosa cuando llevan a sus madres este obsequio de su primer trabajo.

Etapas grafoterapia

Etapas grafoterapia

 

Etapas grafoterapia

 

Etapas grafoterapia

Las siguientes primeras palabras serían pues palabras sencillas cercanas al vocabulario del niño  (mamá, papá, miau, pío, pipi, patata, tomate, pelota…). La profesora irá indicando las letras que el niño debe utilizar y/o para repasar la palabra elegida. En este punto el niño puede utilizar el alfabeto de plástico o en cartulina sobre la mesa. En una etapa sucesiva también puede escribir la palabra al dictado, de memoria. Es asombroso que una vez que el niño pasa la primera etapa y empieza a escribir la primera fase, las frases sucesivas que va adquiriendo  las retiene rápidamente, a veces en una o dos sesiones.  La profesora debe tener extraordinario cuidado en que el niño pase siempre las letras que no conoce, las lea y las escriba, antes de reproducir la nueva palabra.

La profesora puede ir reuniendo todas las palabras aprendida formando frases, y formará una especie de libro de lectura individual.

Etapas grafoterapia

  • TERCERA ETAPA: La Composición.

La característica de esta etapa es la redacción. El niño en esta etapa va a comenzar a expresar sus ideas también mediante la escritura.

El niño en esta etapa comienza a saber leer y escribir frases, escribe al dictado e incluso expresa de forma oral pequeños conceptos y relatos muy sencillos de acción.

Las primeras frases producen gran satisfacción al niño porque él lee y escribe muy pronto y puede comunicarse por escrito con los demás niños y con su familia. Nos produce gran satisfacción comprobar como hay niños en esta etapa que piden y cogen papel y lápiz para escribir sus primeros mensajes o pequeños cuentos. No sólo nos emocionamos nosotras, las profesoras de grafo, se emociona el niño, que puede por fin expresar así su pensamiento, y también se emociona la madre que comunica satisfechísima que su hijo sabe leer y escribir.

 

Etapas grafoterapia

En efecto, al llegar a esta etapa, podemos decir que el niño realmente sabe leer y escribir. Con la composición el niño va a llegar al desarrollo máximo de la lectoescritura, y le va a preparar para que pueda expresar por escrito su pensamiento. Esta etapa de la composición escrita o de la redacción en realidad no tiene fin y debe ir perfeccionándose a lo largo de toda la vida.

Los primeros relatos llevan siempre un apoyo visual (imágenes) o un apoyo vivencial para el niño. Es decir se parte de una imagen (preferiblemente propuesta por el niño), de un hecho o suceso actual que el niño ha vivido u oído hablar, o de una historia o cuento que le guste y llame la atención.

También se puede partir del dibujo que haga el niño de manera espontanea. El niño hace el dibujo, cuenta o explica el dibujo (expresión oral) y escribe el relato.

Las primeras redacciones del niño son redacciones de acción, el niño cuenta y escribe lo que ha hecho.

Se debe tener en cuenta no forzar pretendiendo que el niño haga una redacción correcta. Es suficiente con que establezca la relación entre la percepción visual y la expresión oral y escrita.

Etapas grafoterapia

Algunas reglas útiles a seguir en esta etapa son:

  • No dictar al niño palabras cuyo significado no conoce.
  • Evitar que el niño copie, sin saber lo que copia, o que copie textos, más aún si están fuera de su edad y conocimientos.
  • Vigilar la lectura desde las primeras etapas. El niño debe leer, sin deletrear, de corrido y dando a lo leído su significado (nada de “la p con la a, pa”)
  • Todo el vocabulario debe ser enseñado con su ortografía correcta desde el principio. El niño que aprende a escribir una palabra correctamente y que ha grabado su imagen motriz, nunca la escribirá mal.
  • No se puede confundir la mente del niño dándole a leer palabras con distinta ortografía. El signo gráfico es un signo convencional impuesto al niño por el adulto, por tanto debe dársele correctamente, para que lo reproduzca bien.
  • Una vez que el niño sabe ya leer y escribir no debemos descuidar la escritura. Las grafías de un niño cuando está empezando a escribir son, lógicamente, aún muy inseguras e inestables. Una vez que el niño afianza la lectoescritura se aconseja seguir el trabajo de escritura de palabras en pauta más pequeña para seguir perfeccionando su grafismo.

No existe una edad determinada para empezar a leer y/o escribir: No existen los plazos. Los niños con dificultades o disfunciones cerebrales tardan, según la intensidad de su lesión o sus características de base, más tiempo en fijar la imagen motriz de la letra. Con estos niños hay que tener gran paciencia y constancia. Muchos niños, aún sin presentar lesiones cerebrales evidenciadas ni paresias, presentan trastornos psicomotrices que les impiden realizar una escritura normal. Son niños incoordinados, hiperemotivos, inestables… muchos de ellos también hiperactivos. Todos éstos forman el grupo típico de los alumnos disgráficos que en la mayoría de los casos presentan otros trastornos de aprendizaje.

Las etapas de aprendizaje de un niño con dificultades en esta esfera grafoléxica son más largas y difíciles que el niño que no tiene ninguna dificultad, pero siempre se llega a un resultado positivo.

Aprender a leer y a escribir es un hecho muy importante para todo individuo, es un éxito que perdurará a lo largo de toda su escolaridad, que marcará el camino el desarrollo de la personalidad del niño; es un triunfo, un regalo para toda la vida.

Sólo con la escritura y la lectura no se alcanza la felicidad, pero nos aproximamos mucho a ella. Merece la pena intentarlo.

Grafoterapia infantil

 

En las próximas semanas dedicaremos algunas entradas más específicas sobre la rehabilitación de los trastornos del aprendizaje de la lectoescritura: la dislexia, la disgrafía y las disortografías. ¡No podéis perdéroslas!

¡ GRACIAS POR SEGUIRNOS !

 

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

2 Responses to “GRAFOTERAPIA: Leer y escribir una aventura apasionante”

Deja un comentario