Heelys: Zapatillas con ruedines = niños con tacones y todo el día en patines 

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

 

Hace unos años que llegaron a España las famosas “heelys” (“heel” en inglés significa “tacón”).

El caso es que con la intención de unir patines y zapatillas en un mismo objeto, han conseguido un artilugio que parece un calzado divertido pero no lo es. Es un juguete y, como todo juguete, tiene su momento para jugar y sus instrucciones. 

Para empezar, no todos los niños tienen la estabilidad necesaria para hacer uso de las heelys.

El equilibrio, a grandes rasgos, nos permite mantenernos de pie, quietos y en una postura contra gravedad sin caer al suelo. Si a esto le añadimos el movimiento (equilibro dinámico), la variación constante del centro de gravedad, hace que mantener una postura CORRECTA durante la marcha, se convierta en un verdadero reto, que implica un control postural francamente complejo. Si además, sumamos una base de sustentación inestable (qué paradoja), los ruedines, estamos asumiendo un riesgo importante. En primer lugar, porque la información que recibe el cerebro en desarrollo de los niños no es precisamente la más adecuada. Y, sobre todo, porque las llevan de forma ininterrumpida durante muchas horas. Imagínese estar 8 horas jugando al pañuelo o al Monopoly. Como mínimo acabaría agotado y saturado.

Por suerte, el cerebro humano tiene una extraordinaria capacidad para olvidar lo que no le interesa.

Heelys para niños

Según advierten los profesionales sanitarios, estas zapatillas elevan el talón una altura de entre 3 y 5 centímetros, lo que supone la sobrecarga de la parte de delante del pie (pie en desarrollo de los niños) y el acortamiento de la musculatura posterior de la pierna (inicialmente sólo la pierna, aunque con el tiempo pueden acortarse los músculosdel muslo e incluso glúteos y espalda).

Esto crea una postura completamente antinatural que repercute en la salud “de los pies a la cabeza”. Y si queda alguna duda, no olviden a las señoras con esos dedos doloridos y deformados a partir de cierta edad por culpa de los tan elegantes como dañinos tacones.

Por no hablar del dolor de espalda…

Como decíamos al principio, juzguen ustedes el precio de la diversión si se hace un uso inadecuado de ellos.

Es fundamental no olvidar que se trata de un juguete y que en la escuela sólo se juega en los momentos destinados al juego y, por tanto, no parece adecuado que los niños vayan al colegio con el juguete puesto todo el día, subiendo y bajando escaleras en patines…

En cualquier caso, siempre nos quedará el sentido común.

Compartimos un artículo interesante sobre esta cuestión.

Heelys para niños

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

One Response to “Heelys: Zapatillas con ruedines = niños con tacones y todo el día en patines ”

Deja un comentario