La lectura de regazo

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+
La lectura de regazo

 

La lectura antes de saber leer ( 0-3 años)

Hoy os traemos una entrada sobre un método de prelectura muy bonito para iniciar la lectura en los niños más pequeños. Reunimos en esta entrada las bases teóricas que sustentan esta amorosa e interesante “técnica”. Se trata de la lectura de regazo también conocida como lectura ternura. Emilie Buchwald, poeta y profesora norteamericana, dice una frase muy acertada. “ los niños se hacen lectores en el regazo de sus padres”.

Consideramos que este tipo de lectura debe dársele el valor que merece pues será primordial para el desarrollo lector del niño en el futuro.

La lectura de regazo es un término que nos encanta. La primera vez que se empleó la expresión fue en el Congreso Nacional del Libro Infantil y Juvenil que se celebró en Ávila.

El término regazo, según el diccionario,  designa la zona de una persona sentada, que va desde la cintura hasta las rodillas. También es una cosa que da amparo y consuela.  El término regazo presenta unas connotaciones acogedoras. No es un simple acompañamiento, es algo más sentimental y placentero. Leer con el niño al lado del adulto, o mejor, en las rodillas del mismo, hace que lectura y ternura se unan en un juego mágico.

Leer en el regazo es un acto compartido de amor: amor al niño y amor a la lectura. Se trata de un estilo propio de lectura, como algo recogido, casi íntimo, de una intimidad muy especial, porque es de dos, ceñido al regazo materno o paterno. Aunque hemos de reconocer que ahora son muy variadas las personas que prestan el tuyo para este noble fin.

La lectura de regazo

Dice el profesor José Quintanal que “en el regazo no se puede expresar otro tipo de sentimientos que no sean los más nobles (…). La lectura se ennoblece en el regazo, porque entra en lo más íntimo del sentimiento humano. Quintanal también señala que cuando esa lectura se realiza en el regazo ha de contar con las mismas connotaciones de actividad lúdica, sin perder sus valores, estimulando la acción intelectiva del niño, involucrándole en la propia imagen, en la propia narración oral que se comparte con el adulto.

Decía Asensi “ en realidad para el mundo infantil no hay nada tan atrayente como escuchar cuentos en la voz de las personas más queridas, los padres y los maestros.

Nos gusta la definición completa de Asensi que define la “lectura de regazo” como el “acto noble, sencillo y cariñoso de compartir la expresión lectora, los sentimientos que provoca espontáneamente la presencia del libro, pero haciendo además que la mente del lector se someta a una actividad creativa espontánea, generando su propia historia, personal, poniendo nombres, creando formas, y sobre todo recreando su vista y además su imaginación. Un acto, podríamos, decir de total implicación, lúdica, personal e intelectiva. “

 

PRE-LECTURA. ETAPA DE 0-4 AÑOS

Algo que nos debe quedar claro es que los niños se hacen lectores antes de leer, ayudándole a conocer los cuentos, permitiéndole la experimentación placentera con el mundo lector. Primero se tratará de una lectura de imágenes, luego con texto.

La lectura de regazo se encuentra, sobre todo, en este período anterior, libre en intereses y en ejecuciones. En la lectura de regazo primará la imagen, la palabra hablada y la recreación creativa de las historias. El cuento sirve de medio, pues el niño necesita que el adulto mire con él los libros de imágenes y los “saboreen” juntos. La narración de cuentos contribuye a que  el niño ame el lenguaje hablado y además le incita a hablar.

Como dice Gilabert “Cuando llega a los cinco años, antes de saber leer, los cuentos que lee le hacen amar la lectura si el adulto los lee con él, volcados ambos sobre un libro”.

Después de la lectura de imágenes, la ejercitación lectora irá dando paso al texto, asumiendo no sólo su existencia sino como portador de ideas y contenidos específicos. Será la aparición de la literatura en la vida del niño.

La lectura de regazo

¿ A qué edad se debe empezar a leer a un niño ? 

En este caso vamos a ser extremos y un poco “frikis” de la lectura: se debe empezar a leer a los niños desde los -0 años, es decir desde el embarazo.

La mujer es consciente de la intensa conexión que sienten con su bebé durante el embarazo. Instintivamente, cada vez más, comienzan a estimularle antes de su nacimiento: acarician y masajean su vientre, se ponen llamadores de ángeles en sus cuellos o se ponen música relajante, les hablan, les cantan nanas… También pueden incluso leerle cuentos cuando aún está en su vientre. Esto les reporta muchos beneficios: ayuda al sano desarrollo cerebral y se fomenta su intelecto. Hacia la semana 20 el feto empieza a percibir sonidos, siendo los primeros que escucha los latidos del corazón de su madre y su voz (la voz de la madre le llega desde dentro). El oído del bebé está completamente maduro a las 25 semanas de gestación.El bebé al que se lee cuentos desde el embarazo puede reconocer más fácilmente las voces de su madre, aprenderá a distinguir las distintas modulaciones de la voz según la situación, lo que será útil en los primeros días de vida tanto para tranquilizarle como para estimularle.

Son numerosos los estudios que  corroboran los beneficios de leer al bebé durante el embarazo:

La lectura de regazo

Así que no os relajéis mamis, aún estáis a tiempo, tenéis tarea desde ya

Emoticono

En estas tareas, por supuesto, también puede participar el papá.

¿ Bebés lectores ? ¡No!

Transmitirles el gusto por la lectura no significa enseñarles a leer precozmente. Quiere decir, simplemente, encantarlos. La enseñanza vendrá cuando sepan hablar mejor. Porque, si, durante el encantamiento, nos empeñamos en que aprendan las letras, las palabras, si hacemos demasiadas preguntas o damos demasiadas explicaciones…, la magia se esfuma.

La lectura es un aprendizaje consciente. Aprender a leer es un proceso muy complejo. El lenguaje hablado es fácil porque se lleva a cabo de una manera automática. La adquisición posterior de la lectura demanda esfuerzo. Razón de más para transformarlo en juego y placer.  Leer es un arma de liberación, de poder. Históricamente, leer ha sido una auténtica conquista. El niño de hoy tiene que hacer su propia conquista personal sobre la lectura. El empeño de los padres y de los profesores no es suficiente. Hace falta el deseo del propio niño. Si se le han leído cuentos desde su más tierna infancia, hay posibilidades de que tenga ganas de apropiárselos completamente, de dominarlos leyéndolos él mismo.

La lectura de regazo

¿Lectura para bebés ? ¡Sí¡

Porque es un juego mágico lleno de descubrimientos, sorpresas y de afectos, rico en palabras e imágenes lleva al “lector” , además, a franquear, poco a poco, una etapa decisiva: la entrada en lo simbólico.

Se ha dicho que el niño aprendía primero a leer y que, después, se aficionaba a la lectura; y parecía lógico: se le prometía el placer de sumergirse en los textos como recompensa. No es una promesa del todo falsa porque, si sabe leer, se encontrará con cuentos maravillosos primero y con la posibilidad de visitar un universo casi infinito después. Pero, si nunca ha experimentado el placer de escuchar cuentos, no tendrá mayor interés en descubrirlo. Por el contrario, si es feliz durante esos momentos de “lectura” con su padre, con su madre, cuando le llegue la hora de aprender a leer, estará muy motivado. El juego de hoy se convertirá, sin duda, en la actividad deseada de mañana.

En todo caso durante toda su vida, asociará la lectura a estos momentos iniciales de placer y ternura en los brazos de sus padres.

La lectura de regazo

Esperamos que esta entrada os haya parecido tan interesante y bonita como a nosotras nos ha resultado hacerla. En la próxima entrada os ofreceremos una ampliación en la que os recomendamos las mejores lecturas y cuentos infantiles para esta etapa de 0-3 años. 

¡ No te la pierdas ! …. 

BIBLIOGRAFÍA 

- Quintanal Díaz, José (1999). La lectura de regazo, más que un derecho una necesidad. Ed. Dykinson

- Equipo Internacional de Especialistas en Lectura de Bayard (2001), “La aventura de la lectura” en el Cuaderno de los padres.

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

One Response to “La lectura de regazo”

  1. Laura del Pozo

    Muy bonito e interesante queridos amigos!.
    Un beso y un abrazo muy fuerte para todos!.

    Responder

Deja un comentario