Lectoescritura: MENSAJE EN UNA BOTELLA

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+
El jueves 26 de septiembre se vivió otra experiencia muy bonita en el gabinete de lectoescritura de Susana que nos gustaría compartir con vosotros. La hemos llamado:

 ¡ La  fascinante historia de los mensajes en botella !




Los mensajes en botella han sido materia de un sinfín de relatos, algunos románticos, otros de naufragios, otros nos permiten conocer la vida de navegantes o bohemios.  Desde la antigüedad se utilizaron botellas selladas para conocer el comportamiento de las corrientes marinas


 ¡ Esta vez iban a ser nuestros niños los que se convirtieran en mensajeros y escribieran un mensaje para introducir dentro de una botella !


Pero además iba a pasar algo aún más emocionante: aprovechando que la profe iba a hacer una escapada a un lugar con mar, esta botella iba a ser lanzada al mar  ¡ de verdad !


La actividad se planteo para un grupo de 6 niños, de los más mayorcitos de los que acuden al gabinete: Cristina, Paolo, Lucía, Mario, Miguel y Jesús.




PRIMERA PARTE: Lectura de textos

Susana recopiló textos por internet en los que se cuentan historias de estos mensajes que durante décadas recorren el mundo en frágiles botellas de vidrio, empujados por las caprichosas e impredecibles corrientes marinas.
En la primera parte de esta actividad los niños leyeron en voz alta por turnos los textos. 


La experiencia fue gratificante pues los niños iban a haciendo sus aportes al texto. Aportes éstos en los que se notaba su interés y reflexión en el tema.


Hubo un niño, Miguel,  que comentó:  

-“Andaaa seño… ¡¿ pero tú te crees esas historias ¡?


La respuesta fue:  

-“ Síííí.. por supuesto…¿ Qué más da si son cuentos? ¡ Son cuentos muy bonitos !… Es más vosotros podéis escribir cuentos preciosos de mensajes escritos en botellas”. 



Os aseguramos que en el rostro de los niños apareció una sonrisa y una mirada que indicaban que una buena historia estaba empezando a surgir en sus cabecitas.


SEGUNDA PARTE: Escritura del mensaje


El grupo se dividió en grupos en dos grupos de 3 niños: íbamos a escribir 2 mensajes en 2 botellas.

A continuación los niños debían enfrentarse a escribir su propio mensaje, y, lo que era más difícil, escribir uno entre todos, es decir trabajar de forma cooperativa. 

Enseguida se encendió el debate sobre cuál sería el contenido de la carta a escribir… qué querían decirle al supuesto destinatario que se la encontrará, qué dirección ponemos para que nos den una respuesta…


Al final el texto escrito fue el siguiente: 


 Anverso:

_______________________________________________________


“ Hola ¡ Qué suerte hemos tenido: nuestro mensaje ha sido recibido y leído !.No os asustéis: no somos náufragos. Os escribimos desde Madrid. Somos un grupo de alumnos de una clase de 6º de Primaria de un colegio cuya dirección tenéis aquí detrás. Desde Madrid echamos de menos el mar y la playa, pero ahora se ha acabado el verano, hay cole y tenemos que aprender a leer y a escribir fenomenal. Rogamos a quien encuentre este mensaje que nos lo comunique y nos diga dónde y cuándo lo encontró. Este mensaje fue lanzado al mar el 28 de septiembre de 2013 desde el Puerto de Gandía (Valencia) “



Reverso: 

En el reverso figuraba la dirección postal  del colegio al que debían de responder el mensaje y la dirección de correo electrónico de   Susana.      

                                       
                                                                         Original


Hubo un niño, Mario, que cuestionó con buen criterio que lo que se estaba haciendo estaba mal pues estaban tirando una botella al mar, y con eso estaban contaminándolo. La observación ciertamente estaba bien hecha y no dejaba de tener su lógica. Susana les respondió que en este caso el hecho de lanzar dos botellas al mar podría estar justificado, lo que no se debía hacer bajo ningún concepto era lanzar basura, ni papeles, ni usar el mar como estercolero… Además les dijo que el mar siempre devolvía lo que no era suyo y tarde o temprano nos devolvería nuestras botellas quizás en algún otro lugar del planeta.
Esta clase de animación a la escritura se había convertido también en una clase de educación ambiental de lo más fructífera.



TERCERA PARTE: Devolución del lanzamiento

Está parte fue la más sorprendente y mágica para ellos.
Aprovechando que Susana, la profe del gabinete, iba a hacer una escapada de fin de semana a un lugar con mar, el lanzamiento se iba a hacer realidad, y ella iba a realizar la última parte del cometido lanzando al mar nuestras botellas.
Susana realizo fotos de la experiencia y las compartió con ellos. Estas fotos son las que recogemos aquí.
Les pareció mágico ver sus botellas en un lugar tan diferente de dónde fueron escritas, no podían apartar sus ojos de las pantallas. Protestaban porque no podían ver el lugar exacto en el que habían caído y porque les hubiera gustado ser ellos quiénes las hubieran lanzado… 

                                               
   







Sin duda esta fue una experiencia de animación a la escritura muy especial y atractiva. Quizás nuestros niños la recuerden siempre, lleven el aprendizaje a sus vidas personales y se animen a repetirlo en sus próximos viajes. 






” Pongo estos seis versos en mi botella al mar 
con el secreto designio de que algún día
llegue a una playa casi desierta
y un niño la encuentre y la destape
y en lugar de versos extraiga piedritas
y socorros y alertas y caracoles.”


  
 






Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

One Response to “Lectoescritura: MENSAJE EN UNA BOTELLA”

Deja un comentario