Logopedia DIY: La ruleta de las emociones

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

 

Hoy os traemos al blog un material entretenido y sencillo. Se trata de un material de logopedia de elaboración propia, creado por nuestra logopeda Raquel, para trabajar con nuestr@s chic@s un aspecto muy importante dentro de la comunicación: la identificación de las emociones a través de expresiones faciales, pilar fundamental de la comunicación no verbal.

“La comunicación es un proceso de interacción social a través de signos y sistemas de signos que surgen como producto de la actividad humana. Los hombres en el proceso de comunicación expresan sus necesidades, aspiraciones, criterios, emociones”  (Fernando González Rey, en Personalidad y Educación) 

material logopedia

La comunicación es un proceso de intercambio de información entre un emisor y un receptor. Pero la comunicación no se limita exclusivamente a las palabras que utilizamos para transmitir ese mensaje. Una parte fundamental de esa comunicación se realiza de manera no verbal y es una fuente de información muy importante para el receptor, e influye de manera significativa en las interacciones sociales. A través de nuestros gestos, nuestra postura, nuestra mirada, nuestros silencios… damos a nuestro interlocutor muchos datos que no proporcionamos a través de las palabras.

En ocasiones nos encontramos con personas que, debido a su patología, presentan dificultades para interpretar esa información no verbal. Un ejemplo de los más conocidos es el de los niños y adultos con TEA, donde éste es un aspecto que no se debe dejar de trabajar. Pero, evidentemente, no es el único. Por ello es fundamental que realicemos tareas que puedan facilitar a nuestr@s chic@s una mayor comprensión del mundo.

Sin más os presentamos LA RULETA DE LAS EMOCIONES

 la ruleta de las emociones

El juego se compone de un tablero dividido en 8 porciones (como una pizza) y en cada porción 7 casillas

 

la ruleta de las emociones

 

la ruleta de las emociones

 

Al unir las porciones, conseguimos una ruleta, a la que solo nos queda poner una flecha para “tirar”

flecha

En la parte central de la ruleta se ponen emoticonos que representen las diferentes emociones básicas (alegría, tristeza, enfado,  miedo, sorpresa, vergüenza, amor y aversión) y preparamos unas fichas con fotos que representen dichas emociones para colocar en el tablero

la ruleta de las emociones

 

El juego se desarrolla de la siguiente manera:

Ponemos las imágenes que representan las emociones en una caja al lado del tablero, a la vista, para que los niños puedan seleccionar la que necesitan.

1º Uno de los niños mueve la flecha y ésta señala una emoción

la ruleta de las emociones

 

2º El niño elige una imagen que represente esa emoción y la coloca en su lugar correspondiente.

la ruleta de las emociones

 

En función de la edad y posibilidades del niño podemos pedirle que nos explique (o señalarselo nosotros si es necesario) los detalles que nos ayudan a identificar esa expresión (ceño fruncido, la forma de la boca, la posición de los brazos…), para que pueda reconocerla más fácilmente. También podemos pedirle que nos diga en qué situaciones se pueden dar esas emociones (por ejemplo si sale el emoticono de miedo podemos pedirle que nos diga qué cosas le provocan miedo). De esta manera, además de trabajar el reconocimiento de las emociones, trabajamos la expresión oral, la construcción de frases, el vocabulario, etc.

3º Pasa el turno al siguiente niño y se repite la operación.

la ruleta de las emociones
la ruleta de las emociones

Como se puede apreciar, es un juego muy sencillo que nos permite trabajar un montón de cosas. Incluso, si consideramos que puede resultar complicado trabajar con esas ocho emociones podemos elegir sólo las cuatro básicas y ocupar sólo las casillas del tablero que necesitemos.

Además, si organizamos bien los recursos, podemos convertir nuestra “ruleta de las emociones” en un material de lo más versátil, transformándola, por ejemplo, en una “ruleta de fonemas”. El planteamiento es el mismo, lo que cambiamos son las imágenes que utilizamos. Es decir: en la parte central, sustituimos los emoticonos por fonemas que pueden causar confusión o sobre los que queremos trabajar. Y las imágenes a utilizar serían aquellas que empiezan o contienen los fonemas en cuestión. De esta manera podemos trabajar tanto el reconocimiento de los fonemas como la discriminación de los mismos.

 la ruleta de las emociones

De hecho, si aplicamos esta idea, “la ruleta de las emociones” nos puede servir para trabajar con nuestr@s chic@s una variedad de áreas muy amplia. Ponemos algunos ejemplos:

  • Vocabulario con las partes de la casa: en lugar de emoticonos ponemos las diferentes estancias de la casa (cocina, baño, dormitorio…) y en las imágenes podemos poner objetos que se encuentren en esas estancias (horno, lavabo, cama…)
  • Colores: en este caso sustituimos los emoticonos por colores y en las imágenes elegimos objetos que sean de ese color.
  • Secuencia de vocales: podemos colocar en la parte central secuencias vocálicas (a-o, e-a, a-a-a, o-o-a, etc.) y que busquen en las fichas imágenes o palabras que representen esa secuencia (“pato” (a-o), “mesa” (e-a), “patata”, “corona”, etc.)

Y a partir de ahí todo lo que se os ocurra, las opciones son muchas, sólo hay que dejar volar un poco la imaginación.

 

emoticono burlaemoticono silencioemoticono enfadoemoticono duda

 

 

 

 

 

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

One Response to “Logopedia DIY: La ruleta de las emociones”

Deja un comentario