Más Otoño

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+



El otoño sigue su curso inexorable en Madrid, los pinos que rodean nuestro centro, están cargados de piñas, como observareis. También el Dionisia Plaza, siguen las actividades dedicadas a “celebrar” esta estación. Hoy os enseñamos estas actividades, así como otros detalles que no fueron recogidos, por no estar aún concluidos en la entrada del 23 de septiembre, fecha de inicio del otoño.



TALLERES

En la clase de Marisol están realizando unas hojas de cartulina que son transformadas en bellos mosaicos pegando bolitas de papel seda de color naranja, amarillo, marrón, rojo… los colores del otoño.
Es una actividad de psicomotricidad fina excelente para perfeccionar las destrezas digitales. 



En estas fotos observad los deditos de los niños:







  



Esos movimientos digitales que parecen tan insignificantes adquieren especial importancia si tenemos en cuenta que les sirve para aumentar su tono muscular en las manos, perfeccionar los movimientos de oposición digital necesarios para lograr la pinza, especialmente necesaria en la escritura. 







Pero sobre todo esta actividad es importante pues el resultado final resulta así de vistoso, y los niños muestran sus trabajos orgullosos elevando así su autoestima.





En clase de Paloma, también en talleres, estuvieron decorando castañas. Paloma consiguió reunir una bolsa llena de “castañas locas” y buena utilidad las ha dado en su clase. 
Nosotros siempre decimos que los profesores tenemos que estar alerta para descubrir recursos educativos entre las cosas cotidianas que nos rodean. En este caso Paloma además utilizó las castañas como recurso creativo al transformarlas en lienzos.

Los niños estuvieron pintando castañas. La consigna era imaginar y pintar caras en la parte más clara de las castañas.


¡ Y las caras empezaron a surgir !


Pintaban de colores la parte más clara de las castañas, que sería la base sobre la cual pintarían luego las caras.


A los niños de la clase de Paloma les gusta trabajar con pinceles. Esta satisfacción se respira al entrar en la clase donde hay un clima de concentración y de espontaneidad, necesarias para que fluyan estas creaciones.


Nuestros chicos nos enseñan que siempre hay que pintar sonrisas a la vida… las caras fueron todas de lo más sonrientes.

¡MÁS PUERTAS DECORADAS!


Las profes de los gabinetes, poco a poco, se han ido contagiando del espíritu otoñal que nos envuelve, y se han animando a adornar sus clases, creando decorados vistosos.

Esta es la puerta de Noelia, una de nuestras logopedas: 





Y este es el árbol que preside la clase de logopedia de Natalia, así como un detalle “cariñoso” de su puerta: 




Y por último… esta es la clase de Fely.  Los niños estuvieron encantados de llenar la puerta de hojas amarillas, marrones, rojas… y ayudados por su profe, recortaron y pusieron su hoja a la vista de todos.



CENTROS OTOÑALES  

Estos días han sido muchas las familias que nos han hecho llegar mensajes en los que nos decían que nuestras recomendaciones para el otoño les habían  gustado mucho y les había inspirado para hacer actividades familiares con sus hijos.

Ha habido algunas profes que también han aprovechado sus salidas por el campo para recoger hojas secas, piñas… Algunos niños también han traído castañas, bellotas…


Estos elementos naturales se convierten en un buen recurso para la observación y manipulación directa, para un aprendizaje vivenciado y significativo.

Algunas profesoras han realizado centros otoñales en su clase con este fin. Este es la composición y el centro de la clase de Susana, de lectoescritura.


El centro de Susana incluyó naranjas a las que  los niños clavaron clavos de especia… tradicional remedio anti-mosquitos.
Algo tan sencillo se convirtió en una actividad muy atrayente y relajante para los niños… todos querían realizarla.


 

Esto que sirvió para que en clase se hablará sobre las especias. Algunos niños demostraron tener un amplio vocabulario de esta temática. Al final consigueron una clase multisensorial pues el olor del clavo con la naranja inundó la clase durante varios días creando un clima especial: ¡la aromaterapia aplicada en las aulas de forma involuntaria!
  

El resultado final fue este, tan artístico. Se compone, entre otras cosas, de piñas, castañas, nueces, granadas… 

¡ Permitido tocar!

Aquí se ve ordenado pero la idea es que sea un recurso para que los niños puedan manipular, experimentar, oler…. aprender de una experiencia multisensorial…. De hecho hay veces que Susana se lo encuentra reordenado de diferentes y curiosas maneras… ya sabe entonces que ha habido “duendes juguetones” rondando.

Cuando decimos que está permitido tocar, lo decimos por algo..

¿Sois capaces de encontrar coches? 
¿y un dinosaurio camuflado entre las castañas? 
Y las piñas pequeñas son muy juguetonas… ¡se han subido encima de las grandes!

 


Algunos seguidores de nuestro blog también nos comentan que después de leernos les entraron ganas de hacer un centro otoñal con las cosas que iban encontrando en el campo. Nos han mandado sus fotos, que recogemos aquí. Nos dan ideas para usar también otros materiales como granos de café, musgo, ramitas de canela, piedritas de río…

 

PLANTACIÓN DE BULBOS

Para seguir otoñales, al final Susana, como ya “había amenazado”, plantó bulbos en la biblioteca. La tentación de una biblioteca vacía y nuestra intención de redecorarla, fue demasiado para ella. 

Fueron los propios niños los que hicieron de aprendiz de jardineros por un día. Disfrutaron mucho de la actividad, como demuestran estas imágenes.

   








Esperamos que, para la primavera, podamos tener flores en nuestra biblioteca…




  



Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

One Response to “Más Otoño”

  1. Laura del Pozo

    Precioso!.
    Un abrazo muy fuerte para todos queridos amigos!.

    Responder

Deja un comentario