Más vale prevenir…

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

 


El pasado 8 de octubre, se celebró, por iniciativa de la Asociación Española de Pediatría (AEP), el Día de la Pediatría, con el fin de recordar el papel de esta especialidad, el de los profesionales pediátricos y el mantenimiento de la calidad de la atención pediátrica como garante de la mejor salud infantil.

Los profesionales de la salud infanto-juvenil, tenemos distintos modos de trabajar por el mayor bienestar físico, psicológico y social de los niños y niñas para los que trabajamos. Se podrían resumir en cuatro, estas vías de intervención:

  • PREVENCIÓN PRIMARIA

Son un conjunto de actividades que se realizan, tanto por la comunidad o los gobiernos como por el personal sanitario, antes de que aparezca una determinada enfermedad. Dentro de estas medidas están los dispositivos de retención infantil en automóviles, las campañas de vacunación, las campañas antitabaco, etc.

nofumar

 

  • PREVENCIÓN SECUNDARIA

También se denomina diagnóstico precoz, cribado, o screening.

Un programa de detección precoz es un programa epidemiológico de aplicación sistemática o universal, para detectar en una población determinada y asintomática, una enfermedad en fase inicial o precoz, con el objetivo de disminuir la tasa de mortalidad y puede estar asociada a un tratamiento eficaz o curativo.

Así se hacen las pruebas del talón  a los recién nacidos, los controles del niño sano.

 

  • PREVENCIÓN TERCIARIA

Comprende aquellas medidas dirigidas al tratamiento y a la rehabilitación de una enfermedad para ralentizar su progresión y, con ello la aparición o el agravamiento de complicaciones e invalideces e intentando mejorar la calidad de vida de los pacientes.

En esta línea están los tratamientos antibióticos para las infecciones, las lentes correctoras para miopía, las dietas exentas de gluten para celíacos, ortesis para escoliosis…

 

  • PREVENCIÓN CUATERNARIA

Se habla en ocasiones de prevención cuaternaria que tiene que ver con las recaídas.

Hoy compartimos la reciente incorporación dentro de las medidas de prevención primaria, de una noticia de la que algunos medios  de comunicación ya se han hecho eco: de la disponibilidad para uso ambulatorio de una nueva vacuna frente al meningococo B.

Como los niños de nuestro centro, ya no acuden con tanta frecuencia a su pediatra de cabecera, ni tienen tantas revisiones de salud como cuando tenían unos mesecitos, es posible que no hayáis recibido de vuestro pediatra  información acerca de esta novedad.

Por eso aquí va el documento que en la actualidad se está proporcionando en los centros de salud a las familias acerca de esta nueva vacuna, para que estéis al día, formados e informados.

Información a fecha de septiembre 2015:

La meningitis (y la sepsis) meningocócica es una enfermedad infecciosa poco frecuente pero muy grave, que produce secuelas importantes y una mortalidad que ronda el 10 % (fallece 1 de cada 10 afectados).

El meningococo del grupo B es la bacteria que en la actualidad produce más casos de esta enfermedad en España.

Aunque nadie está libre de resultar infectado por el germen, la enfermedad principalmente afecta a niños pequeños y a adolescentes, por lo demás, sanos.

Se dispone de un único preparado inyectable, de nombre Bexsero®, que podría proteger, en nuestro país, contra la mayoría (75%) de los meningococos B que circulan en nuestro medio.

La vacunación no está financiada por el Sistema Nacional de Salud, salvo para personas con determinadas inmunodeficiencias y los que hayan padecido anteriormente la enfermedad. En cualquier caso, para adquirir la vacuna en la farmacia es preciso presentar una receta médica. Consulta a tu pediatra de atención primaria.

Esta vacuna causa fiebre con más frecuencia. El precio de venta al público de Bexsero® es de 106 € por dosis.

vacunamenb

 

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario