Masas sensoriales – Plastilinas caseras

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+
plastilinas

 

La plastilina es un material plástico , de colores variados, que se utilizan mucho como recurso en escuelas, talleres. El trabajo con plastilina desarrolla la integración sensorial, la psicomotricidad fina y  aporta múltiples beneficios como la mejora de la atención y el desarrollo de la creatividad. Existen numerosas recetas para elaborar otras masas caseras alternativas que resultan muy interesantes pues a través de su elaboración se manipulan diferentes elementos con texturas diferentes que son muy enriquecedoras para trabajar la estimulación táctil de nuestros pequeños.

El desarrollo del tacto es necesario para una adecuada integración sensorial. La Integración Sensorial  es la capacidad del Sistema Nervioso Central (S.N.C.) para organizar e interpretar las informaciones captadas por los diversos sistemas sensoriales (visual, auditivo, gustativo, olfativo, táctil, propioceptivo y vestibular) y poder responder así de forma adecuada al ambiente que nos rodea.

La Teoría de Integración Sensorial defiende que diferentes habilidades del ser humano tales como la concentración, la organización espacio-temporal, la lateralidad, la autoestima, el autocontrol, la habilidad para el aprendizaje académico, la capacidad de abstracción, el desarrollo del pensamiento…están directamente relacionados con el funcionamiento de cada sistema sensorial y con la integración organizada de toda la información que llega del ambiente y de nuestro propio organismo. A través de la manipulación de masas sensoriales y de la realización de actividades con ellas promovemos en el niño una estimulación sensorial apropiada de acuerdo a sus características.

El uso de plastilina y masas caseras, además de mejorar la  integración táctil y sensorial, contribuye al desarrollo de la psicomotricidad fina. Al utilizar los dedos y las manos el niño esta desarrollando su capacidad futura para la escritura pues para ellos será más fácil el manejo de los lapices, hacer trazos y mantener la atención sostenida en la tarea.

Existen numerosas recetas para elaborar otras plastilinas caseras alternativas a las comerciales. En nuestros talleres de Terapia Ocupacional realizamos algunas “recetas” que son las que hoy os mostramos aquí.

Hacer plastilinas caseras

 

Cómo hacer plastilinas caseras

PASTA DE SAL

 

 Ingredientes

 

- Harina

- Sal fina

- Agua

- Colorante alimentario

 

 

 

 

 

 

Realización de la actividad como una experiencia de estimulación táctil

 

1. En un bol o bandeja mezclamos 2 tazas de harina y 1 de sal ( mantener esa proporción  si se desea aumentar la cantidad de masa). Con esa cantidad da para una bola  de masa mediana para 5-6 niños

 

DSC_0369

 

 

DSC_0373

 

 

 

DSC_0371

 

 Pedimos a los niños que toquen la harina, la sal, y luego su mezcla para que perciban sus diferentes texturas.

 

2. Formamos “el crater de un volcán” con la harina y añadimos el  agua

 

DSC_0377

 

 

DSC_0378

 

3. Mezclamos poco a poco de forma que se consiga una masa suave que no se pegue en las manos. Hay que tener mucha paciencia y amasar constantemente. Si por un descuido, has puesto demasiada agua, añade un poco más de harina. Ha de tener la consistencia de una masa para tartas o una masa para la elaboración de pan.

 

DSC_0381

 

 

Haremos que la bandeja con la mezcla pase por todos los niños y todos amasen y manipulen la masa para que perciban el cambio de textura de seca a húmeda. El olor que desprende también es diferente y a muchos les llama la atención, a unos les agrada, a otros les resulta desagradable.

DSC_0391

 

DSC_0389

 

DSC_0388

 

DSC_0387

 

 

También trabajamos la paciencia  la constancia en la actividad pues el niño es alentado a amasar y amasar para poder obtener un resultado final satisfactorio.

 

4. Si deseas incluir colorante, divide la pasta en varias bolas, haz un hueco en el centro, añade colorante y mézclalo muy bien hasta que el color quede uniformemente repartido. Con los colores básicos conseguirás nuevos tintes.

 

DSC_0396

 

DSC_0397

 

Nosotros utilizamos como colorante polvo de tiza (obtenida de rallar tizas de colores con un mini rallador. Esta actividad fue realizada por los alumnos mayores ) y hemos de decir que este colorante nos convenció más que los colorantes artificiales por ser más fáciles y rápidos en la obtención de color (y más económico). Si utilizas esta idea sólo deberás incorporar un poco más de agua durante su amasado pues la tiza contribuye a secar la masa.

DSC_0398

 

DSC_0399

 

Este fue nuestro resultado final

 DSC_0410-1024x576

 

 

5.  Para trabajar la pasta, espolvorea un poco de harina encima de la mesa, extiende la pasta con un rodillo y usa, si lo deseas, un cortapastas.  Si quieres  pegar diferentes piezas de diferentes colores, mójalas. Esta pasta tarda algunos días en secar. Ha de permanecer en un lugar seco y no expuesta al sol  (se agrieta). También puedes cocerla en el horno a temperatura muy suave.

Nosotros utilizamos unos moldes de plástico con letras (son de la tienda HEMA)

Cómo hacer plastilinas caseras Cómo hacer plastilinas caseras

 

Cada uno cogió la inicial de su nombre y rellenó el molde con la masa. Es conveniente engrasar el molde por precaución, a pesar que desenmoldarlo no suele suponer problema pues al secarse la mesa pierde volumen al perder el agua.

DSC_0422

 

DSC_0420

 

DSC_0416

 

DSC_0412

 

DSC_0411

 

Para rellenar los moldes cada niño utilizó la técnica que le resultó más eficaz: hacer un “churro” y rellenarlo, irlo rellenando “a pellizquitos”, haciendo una bola gigante y  usando el molde  como cortapastas…..

 

PASTA DE MIGA DE PAN 

Cómo hacer plastilinas caseras

Material necesario 

  • 1 pan de molde de 500 gr

  • 6 cucharadas soperas de cola blanca de carpintero

  • 2 cucharadas soperas de glicerina (en farmacias)

  • Colorante alimentario (sección de postres en el super)

 

 

 

 

 

 

 

Realización

1. Retiramos la corteza del pan

 

DSC_0430

 

DSC_0428

 

 

DSC_0427

 

Hay que tener cuidado con posibles alergias alimentarias pues nuestra experiencia nos dice que mientras nuestros chicos van quitando la corteza del pan se la suelen ir comiendo: no pasa nada,  aumentamos así la experiencia táctil a experiencia gustativa.

2. Entre todos vamos desmigando la parte blanca en miguitas muy pequeñas en una ensaladera

 DSC_0431

 

 

DSC_0435

 

Hacemos que todos los niños palpen, cojan y entierren sus manitas en las migas para que noten su textura…

 

DSC_0438

 

2. Añadimos luego la cola y después la glicerina.

DSC_0440

 

 

DSC_0443

 

 

3. Mézclalo todo como si fueras a hacer masa para una tarta.

DSC_0446

 

DSC_0447

 

 

Al igual que en la masa anterior: dividimos la masa todavía grumosa para que  todos los niños amasen y manipulen una porción.

 

La consistencia final debiera ser algo similar a esta:

 

DSC_0451

 

3. Con esta masa podemos elaborar las figuras que queramos o podemos córtalas con un cortapastas. Si deseas utilizar algún color  Añade unas gotas de los colorantes que más le gusten. Mezclalo bien.

Nosotros no utilizamos en esta masa colorantes: las dejamos al natural para pintarlas cuando sequen. Al ser una masa más fina y delicada que la pasta de sal, nuestros niños utilizaron cortapastas. Usaron unos cortapastas metálicos de repostería del abecedario. Nuestra idea en estos talleres es integrar la psicomotricidad y la lectoescritura. Por lo general el aprendizaje de  las letras suele resultar más árido a los niños (muchas veces por malas experiencias de aprendizaje anteriores), si las unimos a las manualidades, que suelen atraer más a los pequeños, sin darse cuenta el aprendizaje de las letras comienza a ser más divertido.

 

 DSC_0368-576x1024_2

 Después de un rato de elucubraciones y lluvia de ideas entre todos, llegaron al acuerdo de qué palabra ” escribir ” entre todos. Y la elegida fue esta:

 DSC_0450

 

 Manos a la obra:

 

Extendemos la masa….

DSC_0454

 

 y a los cortapastas…

  DSC_0458DSC_0457-1024x576

 

 

DSC_0463

 

El resultado final fue este…

DSC_0461

¡ GENIAL !

Ahora sólo quedaba esperar a que se secara y pintarlo. Estas letras luego pueden utilizarse para decorar, a modo de scrapbooking, algún álbum de las vacaciones, algún cuento de elaboración casera o incluso algún cuaderno bonito o especial.

Como sobró masa otros niños utilizaron otros cortapastas o  los moldes de las plastilinas para hacer figuras:

 

DSC_0465

 

DSC_0466

 

 

¡ Un abalorio  estupendo para un collar para mamá !… Abridle agujero y pintarlo una vez que esté seco

 

DSC_0469-1024x576

 

 

¡ Un hombre de jengibre para el árbol de Navidad !

 

DSC_0468

 

 

Y nuestra terapeuta Montse, al mando de este taller, que es una artista realizo una delicada  flor inspirándose en los broches y  joyas realizadas con miga de pan que tanto gustaban a nuestras abuelas…

 

DSC_0462DSC_0470-1024x576

 

En el desarrollo de estas actividades  habrá niños que muestren una mayor sensibilización y rechacen tocar  (algunas veces por no querer mancharse), no se les debe forzar a hacerlo. Se procederá a un acercamiento y a una desensibilización progresiva.

El tacto de la harina, la sal, la miga de pan, la almendra molida… son diferentes. Los niños perciben texturas diferentes, experimentan diferentes sensaciones táctiles: frío-calor, suavidad, rugosidad. Trabajan a reconocer objetos a través de su diferente textura.

La sociedad de hoy en día es predominantemente audio-visual.. A través de experiencias como estas los niños utilizan el tacto como otro canal de entrada de información más sobre su entorno.

Además, con estas actividades, los niños adquieren una mayor conciencia de sus manos, de sus dedos…de sus propios movimientos.

 

 UNA RECETA DE PASTA MOLDEABLE Y ¡ ADEMÁS COMESTIBLE !… LA PASTA DE ALMENDRAS

Existen algunas recetas caseras de pastas moldeables que además son comestibles. Esto se hace pensando en que los niños, sobre todo los más pequeños de escuelas infantiles, si se lo llevan a la boca no haya peligro de intoxicaciones. Además esta experiencia de estimulación táctil se transformaría en estimulación multisensorial al añadirse el gusto,  y el olfato, pues las masas resultantes suelen ser más olorosas. 

Ojo: debemos tener mucho cuidado con las alergias. Es necesario comprobar que ninguno de los niños que realicen esta actividad sean alérgicos a alguno de sus componentes. La pasta de almendras en este sentido no sería muy recomendable pues los frutos secos suelen tener una alta incidencia de reacciones alérgicas en los niños. Es necesario extremar las precauciones. En el desarrollo de esta actividad que aquí os ilustramos uno de los niños es alérgico a los frutos secos, motivo por el cual no probó esta masa. Para manipular los ingredientes se puso guantes pues las alergias suelen activarse también por el contacto  a través de la piel no sólo por la ingesta de estos alimentos.

A todos los niños les gustó la idea de ponerse guantes y quisieron ponérselos también. Sin quererlo el uso de guantes resultó ser un elemento nuevo e interesante para esta experiencia sensorial: percibir el contraste entre sentir a través de los guantes, y sentir la masa sin ellos.

Pero ojo hay que tener precaución pues tambien el latex podría causar alguna reacción alérgica insospechada. Cuando se trabaja con niños cualquier precaución es poca, aunque no por ello debemos dejar de realizar actividades tan sensitivas  y vivenciales como estas.

 

PASTA DE ALMENDRASDSC_0366

 

Material necesario 

Para obtener 500 gr de pasta se precisan:

  • 250 gr de almendras molidas

  • 200 gr de azúcar glass

  • 1 clara de huevo

  • Unas gotas de aceite

  • 1 clara de huevo

  • Colorante alimentario (si se desea)

  • Guantes de goma desechables

 

 

 

Realización

Esta masa es muy parecida a la masa del mazapán. Su sabor nos recordará mucho a él.

 

1. Mezclamos bien, en una ensaladera, el azúcar glas y las almendras molidas.

DSC_0489

 

2. Separamos la yema y el huevo  y batimos la clara con un tenedor hasta que quede espumosa

 

DSC_0494DSC_0496

 

3. Incorporamos la clara a la mezcla poco a poco.

DSC_0498

4. Añadimos unas gotas de aceite y seguimos mezclando. Nosotros además para hacer más sensitiva a mezcla añadimos unas gotas de aroma de almendras de repostería

DSC_0501 DSC_0500

 

5. Trabajamos esta masa con las manos hasta que se forme una gran bola lisa, sin grumos. Si ves que se pega, añade azúcar glas. Si se queda muy seca, échale un poco de clara de huevo batida.

 

DSC_0503

 

DSC_0507

 

6. A continuación dividimos la pasta en varias bolas para que los niños siguiesen amasando y sintiendo la textura de la mezcla (con y sin guantes)

 

DSC_0508

 

 

7. A esta masa sí la añadimos colorantes. Para ello cogimos la bola y haciendo un pequeño hueco en el centro añadimos unas gotas de colorante alimentario. Seguimos mezclándolo todo  bien hasta que la pasta quede de un color uniforme.

 

DSC_0516

 

A continuación para trabajar con esta masa también empleamos moldes de letras. En este caso usamos unos moldes de silicona para bombones.

DSC_0483

 

Los niños fueron haciendo con el molde las letras correspondientes a su nombre. Los más mayores que dominaban la lectoescritura ayudaban a sus compañeros que todavía dudaban con alguna letra de su nombre. Fue una experiencia muy enriquecedora para ellos.

 DSC_0514 DSC_0515

 Simplemente aplastando una bolita de masa sobre la letra elegida del molde, sale la letra.

 

 

DSC_0518

 

DSC_0524

 DSC_0530

DSC_0517

 

DSC_0520

 

No nos dio tiempo a decirles “si queréis podéis coméroslas “, cuando ya se las habían engullido.

Si no se comen la masa y deseas guardar la masa para otra ocasión, ten la precaución de guardar estas golosinas en una caja hermética.

 

Esta fue  una experiencia multisensorial muy enriquecedora para ellos, y además muy lúdica… ¡ nos lo pasamos genial !

Después encontramos otra receta de masa casera con muy buena pinta, y aunque no fuimos tan valientes de realizarla, “amenazamos” con hacerla un día de estos. Aquí os la dejamos:

RECETA DE PASTA CASERA DE NOCILLA

 – 1 bote de nocilla

-6 cucharadas de miel

- 1 kg de leche en polvo

¡ y mezclar !

sofa_chocolate

Esperamos que os hayan gustado estas recetas y estas experiencias sensoriales que hoy os recomendamos. Si conocéis más recetas que os hayan salido bien, no dudéis en compartirlas por aquí. Nosotros seguramente seguiremos investigando nuevas masas sensoriales caseras.

¡ DISFRUTAD CON LOS CINCO SENTIDOS  CADA DÍA !

¡ SED FELICES !

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

5 Responses to “Masas sensoriales – Plastilinas caseras”

  1. MAMEN

    JOOOO, QUE MARAVILLA DE COSAS QUE ESTAIS HACIENDO EN ESTOS DIAS¡¡¡¡¡ Y QUE DE “CAMPOS” ENTRAN EN JUEGO, ATENCION, COMPARTIR, MANIPULAR Y COMO NO ¡¡¡APRENDER!!! Y ADEMAS. SE DIVIERTEN¡¡¡¡ SOIS GENIALES, EQUIPO¡¡¡

    Responder
  2. Es poco frecuente encontrar a blogers con conocimientos sobre este tema , pero creo que sabes de lo que estás comentando. Gracias compartir información como este.

    Responder

Deja un comentario