Material DIY de Estimulación Sensorial Montessori (II)

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+
Estimulación Sensorial Montessori

 

Hoy os traemos la entrada continuación de la anterior en la que os presentábamos algunos materiales sensoriales DIY de inspiración Montessori.

En la entrada anterior jugábamos con la vista, el gusto y el olfato; en ésta la vista y el tacto serán las protagonistas..

Acompáñanos…

VISTA

La caja de color

¿Qué es?

Caja de color Material sensorial Montessori

 La caja de color es una caja que contiene 63 tablillas representando 9 colores (rojo, azul, amarillo, verde, morado, naranja, marrón, rosa y gris) en 7 gradaciones diferentes: rojo, azul, amarillo, verde, morado, naranja, marrón, rosa y gris.

El niño debe ir sacando tablitas y separarlas por colores: nos saldrán 7 tablillas por cada color. Luego tratará de ir ordenando cada color de cada tablilla por tonos.

Estimulación Sensorial Montessori

¿Para qué?

Tiene como objetivo el refinamiento del sentido de la vista discriminando las diferentes tonalidades de los colores.

Además del afinamiento de la discriminación sensorial visual se puede trabajar  el vocabulario: nombres de los colores; claro, oscuro, el más claro, el más claro que, más oscuro que… Podemos incluso ampliar los nombres de las tonalidades… celeste, magenta, lila, salmón, etc.

¿Cómo lo hicimos?

 Estimulación Sensorial Montessori

 

De este material aunque existe la versión comercializada, su elaboración casera es muy sencilla gracias a los buenísimos aportes que circulan por Internet ofreciendo recursos gratuitos.

Para elaborar las tablillas de colores descargamos e imprimimos las plantillas de colores que nos facilitan en esta página.

Debemos imprimir en impresión de calidad optima y en un buen papel. Luego las pegamos y recortamos con cuidado en cartones o cartulinas gruesas. Se pueden plastificar pero nosotros no lo recomendamos pues aporta un brillo a la tablilla que pudiera hacer que el matiz del color se perdiera un poco.

El eneágono central de colores para colocarlo en el centro y realizar la extensión de la actividad uniendo en él todos los colores podemos descargarlo aquí. Esta página también la recomendamos para ver un poco más en profundidad y al detalle  el funcionamiento de este material.

Para guardar el material usamos una caja de té con 9 compartimentos para guardar las 7 cartulinas con las 7 gradaciones diferentes de cada color.

 

TACTO 

CAJAS DE TELA

¿Qué son?

La caja de telas es un material para trabajar el sentido del tacto.

La caja original Montessori es una caja de madera natural con tapa, que contiene doce pares de telas que difieren por el tipo de material, por la textura y el color.

Existen muchas versiones DIY o comercializadas por la red:

caja de tela

Caja de telas 1 fabric box Montessori/

caja de tela
caja de telas

¿Para qué sirve ?

Sirve para que el niño explore las telas de manera sensorial a través del tacto de sus dedos y manos, y las empareje. El objetivo principal pues es el refinamiento del sentido del tacto. Se recomienda siempre a partir de los 3 años.

En el juego original es importante que todas las telas sean del mismo tamaño, que tengan los bordes sin descosidos y que se mantengan siempre bien limpias y planchadas.

¿ Cómo las hicimos ?

Caja de texturas

 

 

caja de texturas

Nosotros hemos hecho una interpretación de este material un poco diferente: hicimos una caja de huellas en vez de una caja de telas.  En lugar de recopilar en una caja telas de tactos y materiales diferentes para trabajar con ellas libremente. Lo que hicimos fue pegar las diferentes telas y texturas encontradas en una cartulina gruesa con forma de huella.

Sabemos que, al no poder manipular la tela si no es con acariciándola con las yemas de los dedos sin sujetarla con toda la mano, algo de tacto se pierde. Sin embargo nuestra idea es utilizar estas huellas para hacer circuitos sensoriales y pisarlas con los pies. Muchas veces el sentido del tacto queda relegado al tacto de las manos, a pesar de que la piel es el órgano de los sentidos más grande de todos, nos rodea por completo.

caja de huellas

La idea es utilizar estas huellas para hacer circuitos sensoriales y caminar sobre ellas con los pies descalzos, y a ser posible con los ojos vendados.

caja de texturas

Estas huellas también se pueden usar con las manos para tocarlas con las yemas de los dedos y apreciar las diferentes texturas. No hay dos texturas, materiales o telas iguales por lo que no pretendemos emparejarlas como la actividad de las cajas de telas de Montessori.

El mundo que nos rodea está lleno de sabores, olores, colores…también texturas diferentes. Si os animáis a realizar este material os daréis cuenta de la gran cantidad de recursos táctiles que os podéis encontrar a vuestro alrededor. Para que os sirva de idea o de inspiración os dejamos el listado de materiales que nosotros utilizamos para realizar este material.

  • Lamina de plástico
  • Papel de aluminio
  • Cartón grueso
  • Cartulina
  • Cartulina ondulada
  • Cartulina de espejo
  • Papel seda
  • Papel pinocho
  • Papel charol
  • Papel celofán
  • Tela  de lana
  • Tela de seda
  • Arpillera
  • Goma Eva
  • Foam
  • Algodón
  • Guata
  • Visillo
  • Estropajo
  • Pompones
  • Esponjas de aseo
  • Bayeta
  • Bayeta antideslizante de cocina
  • Corcho
  • Madera lisa
  • Trocitos de madera pulida (circulos cortados)
  • Borreguito
  • Papel de lija de distintos grosores

Recomendamos, tanto si se usan con las manos como si se usan con los pies, realizar esta actividad por primera vez con los ojos abiertos para familiarizarse con el material. Luego  es conveniente hacer la actividad con los ojos cerrados o con ayuda de antifaces.

Os recomendamos que antes de realizar este circuito o ofrecer telas al tacto al niño (y más si es con los ojos cerrados) realicéis vosotros como adultos esta actividad para comprobar cómo os sentís y cual es vuestra reacción ante las distintas texturas. El hecho de tapar los ojos hace que el sentido del tacto se agudice más y los estímulos sean más intensos. Además hay que tener en cuenta que existen personas que no soportan un tacto concreto o les da “dentera”. No hay que forzar al niño a que toque sino quiere.

Esta actividad puede tener otras extensiones como es seleccionar telas muy similares al tacto para que el niño aprenda a diferenciarlas con apoyo visual primero y sólo con el tacto después. Podemos hacer que el niño juegue a ordenarlas: de más suave a más rugosa y viceversa. Además es un material que se puede utilizar para aumentar el vocabulario de las texturas ( suave, áspero, rugoso, liso…) o  con los nombres de las diferentes telas o materiales (seda, algodón,arpillera, estropajo, bayeta, lana…).

Existe otro juego comercializado para trabajar la estimulación táctil que seguramente conoceréis: el “Memory táctil”. Se puede adquirir en algunas jugueterías especializadas en material didáctico. Nosotros lo adquirimos en Dolmen.

 

Memory táctil

 

 Consiste en unos cilindros de madera y un tablero de juego con unos apliques táctiles diferentes en su superficie.

Memory táctil

Al comienzo del juego se sacan todos los cilindros de madera fuera del tablero, se colocan sobre la mesa y se mezclan. El primer jugador con los ojos cerrados, vendados o con antifaz agarra una ficha de juego, le da vueltas hasta localizar la superficie a palpar, palpa la superficie y trata de memorizar lo que acaba de sentir a tientas. Vuelve a colocar la pieza sobre la mesa e intenta encontrar por medio de palpación y con los ojos aún cerrados el campo  con la superficie igual en el tablero de juego. Cuando se haya decidido por un campo, tiene que depositar la ficha que tuvo en la mano en ese campo. Después puede abrir los ojos y comprobar si las superficies son las mismas. Si coinciden, se puede quedar con la ficha. Si no, se tiene que juntar la ficha con las demás y volver a mezclarlas bien. El ganador será quien al final tenga el mayor número de cilindros.

 

Bolsa misteriosa

bolsa misteriosa

La bolsa misteriosa es una típica actividad sensorial Montessori, que consiste en reconocer diferentes objetos por medio del sentido del tacto sin hacer uso de la vista (sentido estereognóstico)

Es un material formado por dos bolsas de tela que contienen en su interior diferentes juguetes, pequeños objetos o figuras geométricas.

Esta actividad se recomienda a partir de tres años y medio.

 bolsa misteriosa

Para realizar este material necesitamos dos bolsas con objetos o figuras geométricas. Hay que tener en cuenta que para trabajar con figuras geométricas se debe haber trabajado antes los sólidos geométricos para que el niño sepa ponerlas nombre.

 bolsa misteriosa

 

Juego de la bolsa misteriosa (con 1 bolsa)

El procedimiento para utilizar este material es el siguiente es dar al niño la bolsa misteriosa para que meta la mano y vaya sacando cada objeto uno por uno. Antes de sacar un objeto de la bolsa, primero los tocara con toda la mano para sentir bien su forma, intentará pensar qué es, y lo sacará. A continuación guardaremos  de nuevo todas las figuras en la bolsa

También podemos tener preparadas en el aula bolsitas individuales conteniendo cada una un sólo material muy distinto (harina, arena, arroz, legumbres…) para trabajar con ellos algunas veces la identificación de materiales por el tacto.

Por todos es conocido el gusto que produce enterrar las manos en bolitas de gel o incluso en sacos de legumbres. Esto quizás sea porque el hecho de  sentir nuestra mano rodeada de un objeto más frío o con diferente peso nos hace ser más consciente de la misma, nos hace sentir el estado exteroceptivo de nuestro cuerpo.  Esta manera de autoestimularse puede ser favorecida en el aula si tenemos a la disposición de los niños estos materiales.

 

bolsa misteriosa

 

Juego de las bolsas misteriosas  (Con dos bolsas que contienen objetos iguales)

Colocamos las 2 bolsas de forma plana sobre una mesa. Sacamos todas las figuras de la bolsa y las vamos colocando en fila, sin tocar aún la segunda bolsa.

Cogemos la segunda bolsa, introducimos la mano e intentamos buscar el primer objeto de la fila de arriba. Una vez encontrada, la colocamos bajo la figura de la fila que es idéntica. Buscamos la pareja de todos los objetos hasta completar la actividad.

 bolsa misteriosa

Otra posibilidad de juego consiste en introducir una mano en cada bolsa sin mirar.  El niño selecciona con una mano la figura por la que quiere  empezar, la toca intentando averiguar cuál es y la mantiene sujetándola en la mano.

Introduce la mano en la otra bolsa sin mirar e intenta buscar la pareja de la figura que mantiene fija en la otra mano.

Cuando cree que la ha encontrado saca las dos manos de las bolsas con la figura y comprobamos si son iguales. Si son iguales las dejamos juntas. Si son diferentes volvemos a introducirlas en la bolsa y continuamos la actividad. Realizamos el mismo procedimiento hasta encontrar todas las parejas.

 bolsa misteriosabolsa misteriosa

Esperamos que estas entradas os hayan gustado y os hayan aportado ideas para elaborar vuestro propio material.

¡No dejéis nunca de inventar recursos nuevos! …¡ Y no dudéis en compartirlos!

material de estimulación sensorial Montessori

“La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.”

“Ésta es nuestra obligación hacia el niño: darle un rayo de luz, y seguir nuestro camino.”

 

Montessori

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

2 Responses to “Material DIY de Estimulación Sensorial Montessori (II)”

  1. Laura del Pozo

    Extraordinario como siempre queridos amigos!. Sois los mejores!.
    Un abrazo muy fuerte para todos!.

    Responder

Deja un comentario