Memory “casero”

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+
JUEGO DE MEMORIA

Desde nuestras aulas hemos destacado y defendido siempre el uso del material reciclado para elaborar trabajos creativos con nuestros alumnos.

A menudo nuestro entorno cotidiano nos aporta multitud de elementos de poco coste que pasan desapercibidos y que pueden ser un recurso interesante para la elaboración de materiales o juegos educativos. Como educadores debemos tener los ojos bien abiertos para no perder la oportunidad de reconocer el potencial de los materiales de uso diario como posible recurso lúdico-educativo.

Hoy os traemos un memory o juego de memoria visual de elaboración casera para el cual sólo necesitamos:

-  Tapones de plástico de las botellas de leche de litro y medio o 2 litros. 

-  Pegatinas variadas pero repetidas al menos 2 veces (los dibujos deben ser pares para hacer parejas) del tamaño del tapón.



Se trata de pegar una pegatina en la parte interior de cada tapón formado parejas. El número de tapones será par. Conviene que los tapones sean del mismo color para que el juego dure más, pues el niño tiende a memorizar qué color es el que tiene cada pegatina. Por otro lago, a medida que vayamos reuniendo más tapones, el juego puede ir haciéndose más grande y complicado.



El juego como ya todos sabréis y os habréis dado cuenta, consiste en descubrir las parejas de dibujos escondidos en los tapones, que estarán inicialmente dados la vuelta.

Se esparcen todos los tapones baca abajo.
Cada jugador, por turno, toma dos tapones, y los da la vuelta. Si coinciden, y tienen el mismo dibujo los deja ya volteados, sino los deja en el sitio donde los ha cogido y sigue jugando el siguiente niño. Cada niño deberá observar y ver la partida de los demás y las suyas propias para tratar de memorizar dónde estaba cada pareja, y descubrirla cuando llegue su turno.


  

Este juego es ideal para desarrollar la atención, la discriminación y memoria visual y potenciar la capacidad de retentiva.

NOTA: Si esta actividad no te ha parecido interesante, guarda al menos tus tapones: recuerda reciclarlos con fines solidarios. Los puedes entregar, por ejemplo, en cualquier oficina de mensajería SEUR. 
¡ Gracias !




“Un tulipán no trata de impresionar a nadie. 
No se esfuerza en ser diferente de una rosa. 
No tiene que hacerlo. Es diferente.
Y hay sitio en el jardín para cada una de las flores”
Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

One Response to “Memory “casero””

Deja un comentario