Música y Lenguaje

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+
Hoy, hacemos una visita a la clase de Música de la seño Marian. Hemos estado hablando con ella, y hoy os traemos una entrada con un montón de actividades con material diverso, en el que se explica la relación que existe entre Música y Lenguaje.

¡Adelante!


La relación entre Música y Logopedia es bastante estrecha y la colaboración entre ambos (lenguaje, el lenguaje musical y el lenguaje hablado) puede ser de gran ayuda en el tratamiento de ciertos problemas del habla como dislalias o disfonías.

La música es el medio ideal para enseñar habilidades de comunicación y trabajar habilidades de lenguaje desarrollando el lenguaje expresivo, el lenguaje receptivo y la capacidad de seguir instrucciones. 

A través de actividades musicales, como el canto, podemos ayudar a rehabilitar disfunciones del habla y la voz, mejorar la extensión vocal, la articulación, el tempo y el ritmo, la emisión vocal, la simbolización, formulación, expresión y comprensión de significados. 

Por otro lado podemos trabajar la conciencia auditiva, la percepción de los sonidos del entorno, habilidades necesarias para la comprensión del lenguaje y que en muchos de los casos se ve afectada por la incapacidad para distinguir estímulos relevantes e irrelevantes. A través de la música podemos realizar actividades de identificación, localización y discriminación de sonidos contribuyendo así al refinamiento del sistema auditivo.

1. LA VOZ



La voz está estrechamente ligada a la personalidad interna de un individuo y a su estado emocional. Es por ello por lo que la voz es lo que más cuesta sacar en las actividades musicales, ya que al cantar te encuentras contigo mismo,  sale tu verdadero yo y exponerse no siempre es fácil ni para los niños ni para los adultos. 

Es bueno que desde la musicoterapia trabajemos la voz, utilicemos la música para desarrollar habilidades emocionales a través del canto y nos lleguemos a sentir bien con nosotros mismos y con nuestra voz. 



De esta manera estimulamos también la autoestima y la alegría ya que experimentar este tipo de vivencias musicales tanto en grupo como a nivel individual conlleva la producción de este neurotransmisor tan conocido llamado dopamina.

Comenzamos escuchando las diferentes armonías que se producen con cada cambio de acorde en la guitarra y nos vamos familiarizando auditivamente con sus respectivas sonoridades. Marian va haciendo pequeñas improvisaciones para que los niños vayan repitiendo en eco y al mismo tiempo vayan rompiendo el hielo vocalmente para después improvisar. Cuanto más imitemos, más recursos tendremos después para improvisar.


Llegado el momento Marian realiza un ejemplo de improvisación vocal adaptándose a los cambios armónicos y seguidamente y por turnos todos realizan de forma individual su propia improvisación con la voz, que como ya comentamos antes no es tarea fácil.

2. CUENTO DE LA A A LA Z CON MOZART Y LA MÚSICA




Utilizamos el libro musical De la A a la Z con Mozart y la Música, donado al colegio por Clara, una niña de 6º de la clase de Loli. En este libro cada letra del abecedario se convierte en inicial de un término musical que a su vez es utilizado como inspiración para una poesía.



Cada niño lee un fragmento de la poesía correspondiente a su inicial y se van trabajando diferentes entonaciones, estados de ánimo, sílabas tónicas y átonas, ritmo… seguidamente llega el momento de la verdad ¡Nos convertimos en compositores y con mucha imaginación y de forma individual comienzan a ponerle música a una poesía del libro!


Previamente y como ejemplo Marian le ha puesto música a una de las poesías. De esta forma transformamos una poesía en una canción y cada uno va cantando su propuesta por turnos. 

Recordemos a grandes compositores como Mozart, musicalizando libretos y llevándolos a escena transformados en las más brillantes óperas.

3. VIVALDI Y EL OTOÑO


Nos centramos en Vivaldi, el compositor de Las Cuatro Estaciones,  cuatro conciertos para violín y orquesta de cuerda precedidos cada uno de una poesía en forma de soneto, relacionada con la estación correspondiente, cuya autoría se desconoce pero pudiera ser Vivaldi perfectamente el autor de las mismas.

Este es el soneto correspondiente al Otoño, Concierto Nº3

EL OTOÑO
Celebra el aldeano con bailes y cantos
de la feliz cosecha el bienestar,
y del licor de Baco abusan tantos
que termina en el sueño su gozar.
Deben todos trocar bailes y cantos:
pues el aire templado da bienestar,
y la estación invita tanto a tantos
de un dulcísimo sueño a bien gozar.
Al alba, el cazador sale a la caza
con cuernos, perros y fusil, huyendo
corre la fiera, síguenle la traza;
Ya asustada y cansada del estruendo
de armas y perros, herida y amenazada,
harta de huir, vencida ya, cae muriendo.


Nos acercamos a Vivaldi (1678-1741) a través de un cuento perteneciente a la colección “Erase una vez La Música” con CD incluido y a través de ambos vamos aprendiendo y descubriendo a Vivaldi y a su música.



Hablamos de Italia, su país, concretamente nacido en Venecia, hablamos de las góndolas, de su faceta como violinista, como compositor, como cura, conocido como “el cura pelirrojo”, como empresario, como profesor de niñas huérfanas en el “hospicio de la Piedad”…



Nos adentramos en su música y en el violín escuchando el primer tiempo del Otoño, al mismo tiempo que  lo tarareamos, hablamos de las características del violín (número de cuerdas, instrumento grande o pequeño…) y los buscamos en nuestra orquesta  plegable perteneciente al libro La orquesta.




Volvemos a escuchar el motivo principal del Otoño interpretado por la profesora con flauta, después con xilófono y por último con piano; favoreciendo la discriminación auditiva en relación a los parámetros del sonido (altura, duración, intensidad y timbre), concretamente al timbre y volvemos a localizar en la orquesta cada uno de los instrumentos  que hemos escuchado y vamos aprendiendo la situación de cada uno en el escenario así como  la familia a la que pertenecen (cuerda, viento o percusión).








De esta manera tan divertida, ellos aprenden a escuchar, a expresar, a improvisar, a discriminar, a reconocer… refuerzan la lectura, aprenden vocabulario nuevo… ¡y un montón de cosas más! Porque la Música en este centro no son sólo notas… ¡La Música en el Dionisia Plaza es mucho más!

Siempre decimos que intentamos buscar la forma más lúdica, más vivencial, para que ellos aprendan… y ¿no os parece divertido así?




Nos unimos a la celebración de ayer del Día Mundial del Cáncer de Mama. 

El Dionisia Plaza se suma al rosa. 
¡Adelante siempre guerreras!
Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

One Response to “Música y Lenguaje”

  1. Anonymous

    HOLA, SOLO DECIROS QUE LA CLASE DE MARIAN ES UNA DE LAS QUE MAS DISFRUTA CLARA, GRACIAS¡¡¡¡¡¡

    Responder

Deja un comentario