Ocio de Navidad para niños

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

En la entrada de hoy os ofrecemos un recopilatorio de ideas geniales, entre otras que habremos olvidado, para celebrar en familia la Navidad. 

La Navidad es una época mágica para los niños. Se viven momentos de gran intensidad que luego cuando nos hacemos mayores los recordamos vivamente y procuramos repetirlos con nuestros hijos. 



Muchas personas no religiosas se animan a celebrar estas fiestas en la se celebra el nacimiento de Jesús. Se olvida hasta el motivo de la celebración. Las navidades son mágicas, parecen unir a todas las creencias bajo unos valores de solidaridad, tolerancia y respeto que debieran ser comunes en todas culturas y religiones.  
En estas fechas, desde aquí, queremos animar a las familias a celebrar la navidad rescatando sus valores positivos: el valor de la unión familiar, la solidaridad, la generosidad… que son la verdadera esencia de estas fiestas y que deberían perpetuarse a lo largo de todo el año. 

La Navidad nos ofrece el marco perfecto para que los niños sean generosos  con otros niños ofreciéndoles los juguetes que ya no usan, para que pidan juguetes para otros niños, para que compartan sus juguetes con otros niños de la familia o vecinos,  para que ayuden en las tareas domésticas durante las comidas y cenas navideñas, para que elaboren tarjetas de felicitación, dibujos, o pequeños obsequios para el resto de familia… 


Jugar con papá y mamá 

Desde hace ya varios años, quizás décadas, se viene imponiendo que los niños pidan sus juguetes a Papá Noel para tener más tiempo para jugar con ellos durante las fiestas de Navidad. El mejor ocio que pueden tener los niños es jugar, y mucho mejor, jugar con los demás. 
No se trata de sacar todos los juguetes para que los niños jueguen. En estas fechas muchos padres disfrutan también de vacaciones, y si no es así, siempre hay hueco para tirarse al suelo a jugar con los hijos… recuperemos nuestra infancia. Jugar con papá y mamá es el juego favorito de los niños, y no hace falta que nos lo recuerde Ikea con su anuncio. Papis, animaos a jugar con vuestros hijos esta Navidad. 


Sitios de Madrid que merece la pena visitar en estas fechas


El clima positivo, la buena sintonía familiar, el ambiente distendido… deben seguir siendo protagonistas en todas las salidas familiares.
En estas fechas también son típicas, por desgracia, las compras. Es necesario ayudar a Papá Noel o a los Reyes con los regalos. Las compras no son ocio, no es bueno que el ocio de la familia en estas fechas se reduzcan sólo a las inevitables compras navideñas. Los niños no deben sentir que comprar es una fiesta más. Los centros comerciales no son espacios de ocio, por mucho que se empeñen en vendérnoslos como tal o en disfrazarlos.  
Se puede ir con los niños a comprar o a ver los regalos que la familia va a pedir por navidad, se puede hacer que los niños nos acompañen al mercado… es más el rito de ir a comprar el turrón o los dulces navideños juntos puede convertirse en una bonita tradición familiar, pero no se debe limitar el ocio a estas actividades meramente comerciales.   


Mercadillo navideño de la Plaza Mayor 


Nada como meterte en esta bulliciosa plaza en Navidad para sumergirte plenamente en el ambiente navideño. La tradición de recorrer los numerosos puestos de este tradicional mercado navideño es compartida por miles de madrileños. En él puedes comprar musgo, corcho, acebo, muérdago… alguna nueva figurita para el belén… o, por qué no, una peluca para nochevieja o una broma para el día de las inocentadas. 



 

Además podéis disfrutar del Belén tradicional de la Plaza Mayor a cargo de la Asociación de Belenistas de Madrid, que esta vez ocupa la mayor superficie de su historia 





Cortylandia: 

No descubrimos nada nuevo. Es una cita ineludible, inevitable… imprescindible.
Sí, lo sabemos, da pereza… ir a Sol y a la Plaza Mayor en diciembre no es ir a pasear, es ir a que la marea humana te lleve donde todos van. Pero hay que ir, no te arrepentirás. Algunas de las profes del centro ya han estado por ahí y han dado fe de que los mayores de 35 eran los que más enfervorecidos cantaban la famosa melodía “Cortylandia, Cortylandia” ¿Por qué será? Es una tradición ya que pasa de padres a hijos. 





Este año no os extrañéis si oís a los niños decir que fueron a ver pingüinos a la Puerta del Sol. En efecto son estos animales quienes entonan esta canción.


Navibus… el bus de la Navidad (Hasta el 6 de enero)

Se trata de un servicio especial de autobuses del ayuntamiento de Madrid para la contemplación de la iluminación navideña con una parada única situada en la plaza de Colón. Cuesta 2 euros por persona. Niños menores de 7 años, gratis. La afluencia de público para utilizar este servicio suele ser bastante elevada pero prometen una frecuencia de un autobús cada 5 minutos. Su horario es de 18 a 22 h todos los días, y hasta las 23 h los viernes, sábados, el 25 de diciembre y 1 de enero. No circula el 24, el 31 de diciembre ni el 5 de enero. 
No hay que confundir el Navibus con un recorrido similar que ofrece la empresa BUSVISIÓN, “Navibús Madrid Iluminado”, pero el precio de este es muy superior, 15€ el billete general. Este autobús tiene también una única parada también pero en Plaza Cánovas del Castillo (Fuente Neptuno).



 


Ciudad de los Niños, del 20 de diciembre al 4 de enero en el CENTRO CONDE DUQUE hay una programación llena de propuestas didácticas y divertidas. En el Patio Central habrá una carpa de actividades y talleres para niños de acceso gratuito hasta completar aforo. Además se ha instalado un teatro de autómatas (2eu. adultos). Merece la pena desplazarse hasta allí para ver el ambiente… la cosa promete. 





También el Centro Conde Duque recoge este año  ¡La fiesta de las letras!, el XVIII Salón del Libro Infantil y Juvenil, del 11 diciembre al 4 de enero. 
Es el evento más importante en Madrid especializado en libros para niños y jóvenes que se lleva desarrollando en la capital desde hace más de 37 años. Su fin es llevar la buena literatura y los buenos libros a todos los rincones donde haya lectores en época navideña. Este año estará dedicado al centenario de Platero y yo, así que tendrán lugar diversas actividades relacionadas con el libro de Juan Ramón Jiménez.


Se realizan numerosas actividades gratuitas: cuentacuentos, presentaciones, música, teatro, talleres, encuentros… para los niños, así como la presentación de últimas novedades literarias, jornadas para profesionales, encuentros con autores e ilustradores, exposiciones, cuentacuentos, conciertos, magia, cursos y talleres, mesas redondas….

Alhajadú. Casa de las Alhajas. 19 de diciembre-5 enero. en la Plaza de San Martín, al lado de Cortylandia



Se trata de un  festival de navidad para padres e hijos que este año celebra su segunda edición 
Es un mercadillo de acceso libre con más de 30 puestos de marcas concienciadas con el medio ambiente, la educación, la infancia y los procesos de producción artesanales.
Además hay otras actividades para las que hace falta adquirir entrada como son espectáculos de teatros, cine, animación, cuentacuentos con autores e ilustradores, sesiones de Djs. 
Durante todo el festival la sala de juegos se llenará de piezas de Lego donde podrás construir todo aquello que pase por tu imaginación y la de algunos artistas que nos propondrán nuevos retos.
No sé vosotros, pero algunos de nosotros vamos a acercarnos a cotillear el ambiente. 

Ir a ver belenes  



Madrid es una ciudad con gran tradición belenista, no siempre reconocida. Hay numerosos belenes dignos de destacar: 

Belén napolitano de los duques  de Cardona (s. XVIII) en el Centro Cibeles (hasta el 1 de febrero).  La entrada cuesta 2 euros para los mayores de 14 años. Merece la pena visitar este Belén para descubrir el majestuoso interior que alberga este edificio. 




Para los que se animen a dar piruetas sobre patines, también dentro de este Palacio de Comunicaciones o de Cibeles, se encuentra instalada una pista de hielo en su  Galería de Cristal.


Belén Municipal del Ayuntamiento de Madrid, en el Centro Cultural de la Villa-Fernán Gómez (Colón), de la Asociación de Belenistas de Madrid (como el de la Plaza Mayor).

Nacimiento de la Comunidad de Madrid. Es el que está en la Real Casa de Correos, en la Puerta del Sol. Se trata de El Nacimiento, evocando al Greco. Una creación única realizada también por la Asociación Belenista de Madrid, se inspira en Toledo y El Greco para ambientar la primera Nochebuena. 

Belén napolitano y otros Nacimientos que atesora el Museo Nacional de Artes Decorativas. Se encuentra al lado del Retiro, cerca de la Puerta de Alcalá (C/ Montalban 12)

Belén del Palacio Real de Madrid, figuras napolitanas, genovesas y españolas hacen de éste Belén uno de los conjuntos más importantes. Cada año, se concibe un montaje diferente. Se puede visitar hasta el 11 de enero. 

¡Decoración de Navidad en casa!


A nuestros hijos les encanta la decoración navideña: los brillos, las luces, las purpurinas… así que para que disfruten al máximo de esos días de vacaciones, os proponemos las siguientes ideas:


Poner juntos el Árbol de Navidad: os recomendamos que las figuritas no sean de cristal (si guardáis  alguna bola antigua de herencia familiar, reservarlas para cuando sean más mayores)




Poner juntos el belén o el nacimiento: hay familias que han transmitido la tradición de poner un Belén de generación en generación, que quedan durante muchos fines de semana antes de Navidad para, poco a poco, ir montando el Belén familiar con todo lujo de detalles: noria de agua, luces que se encienden y apagan, montañas de corcho y musgo natural… 
Sin llegar a tanto complejidad, es bonito montar año tras año con tus hijos el belén. Cada año se puede ir adquiriendo una nueva figurita en los mercadillos navideños tradicionales.  


Elaborar otros adornos navideños caseros: Las manualidades caseras son siempre una buena distracción para ocupar el ocio familiar. A los niños les encanta, y más si les ayuda papá o mamá. 
No es necesario disponer de material demasiado caro. Se pueden reciclar numerosos de los objetos que tenemos en casa. Otros materiales los podemos encontrar en cualquier bazar.

Aquí os dejamos alguna idea de adorno navideño casero facilón facilón: 

“Tarro de nevada”  

En los país nórdicos son típicos como adornos las “bolas de nieve”, esferas transparentes hechas de cristal que incluyen una escena en miniatura. dentro de la esfera también hay agua y alguna partícula en reposo. Al mover la bola, se mueven las partículas blancas. Al colocar el globo en su posición inicial las escamas caen hacía abajo y simulan una nevada. 



Estas se pueden hacer en casa usando:

- un tarro de cristal (sirven los frascos de esparrago, de alcachofa…)
- una figurita de resina o de plástico, para meter dentro
- purpurina del color que deseemos
- un bote de gomina para el pelo
- un tubo pequeño de silicona para pegar la figura a la tapa
- un poco de agua para llenar el frasco



Se llena el bote de agua, se echa un poco de purpurina del color o colores que deseemos, se añade un poco de gomina. Se mueve bien. La gomina hace que el agua se vuelva más densa y las purpurinas o estrellitas que añadamos se muevan y caigan con más lentitud.



Antes deberíamos haber pegado la figura a la parte interior de la tapa con un poco de silicona, por ser resistente al agua. Se deja secar bien. Cerramos el bote y… ¡ya tenemos nuestro propio frasco de nieve casero!


Corona de estrellas para la puerta 





No hace falta gastarse mucho dinero ni utilizar materiales ni técnicas complicadas para elaborar una lustrosa y típica corona navideña para la puerta. Vale con unas cartulinas con purpurina, un pegamento de barra, unas tijeras… ¡y una pizca de imaginación!

Corona de bolas para la puerta


Si ya queremos una corona más elaborada y tenemos ganas, podemos hacer con nuestros pequeños una corona de bolas multicolores para adornar la puerta y dejar maravilladas a nuestras visitas. 


Para ello necesitamos:



- Pequeñas bolas de navidad de plastico

- Cuerda de alambre 
- Espumillón, lazos u otros adornos como pequeñas ramitas de acebo artificial, manzanitas…


Sólo tenéis que hacer pasar las bolas por su mismo enganche a través del alambre. Cuando esten todas introducidas, cerramos el alambre para darle forma circular. La corona será más o menos grande dependiendo del número de bolas o los adornos que incorporemos al final.  
El resultado es tan vistoso que los niños estarán super-orgullosos de su resultado. 

   

Arbolitos con piñas



Podemos rescatar las piñas que hemos usado en nuestra decoración otoñal para transformarlos en pequeños arbolitos de navidad. Sólo tenemos que decorarlos pegándolas pequeños pompones, bolitas de lana o algodón (las venden ya hechas en bolsitas para manualidades) o echándolas spray con purpurina. Una actividad tan facil puede ser hecha por nuestros niños y representa una estupenda actividad manual.

Portavelas con vasos de cristal decorados

Los yogures de cristal pueden reciclarse y hacer con ellos portavelas para colocar en las mesas en las cenas navideñas. No hacen falta materiales complicados: pegatinas, lazos, cintas de encajes…





Centros de mesas navideños

Si ya os recomendábamos hacer centros de mesa y adornos otoñales con los elementos recogidos durante el otoño, la navidad es una época que también se presta a hacer composiciones vistosas para decorar y engalanar nuestras mesas.
Necesitaremos alguna bola de navidad, velas, espumillón, una plantita pequeña de flor de pascua, acebo, ramita de muérdago, alguna estrellita… ¡imaginación al poder!




Bolas navidad 

No hace falta complicarnos mucho la vida: en cualquier bazar venden bolas de poliexpan que pueden transformarse en estupendas bolas de navidad decoradas por nuestros hijos: pueden pegarles lentejuelas, abalorios, botones, estrellitas de pasta que luego serán pintada, trozos de papel seda de colores pegados…. 




Una idea chula, que se ha puesto de moda a través de numerosos para los que tenéis niños aún pequeños es decorar una bola de navidad con la huellita de la mano de nuestro niño/a plasmada en pintura de dedos. Puede ser un estupendo regalo para los abuelos y un recuerdo entrañable para la familia. Se puede hacer otra bola al año siguiente para comprobar qué grande se ha hecho nuestro retoño en poco tiempo. 





Esperamos que os haya gustado nuestra entrada de hoy. Si se os ocurren más ideas, no dudéis en compartirlas con nostros. ¡Esperamos vuestros comentarios!

En Navidad y siempre ¡No se os olvide soñar!     ¡Sed felices ahora y siempre!


Enseguida volvemos…


Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

3 Responses to “Ocio de Navidad para niños”

  1. INCREIBLE TODA LA INFORMACION DE ESTA ENTRADA¡¡¡¡ CON VUESTRO PERMISO LA COMPARTO, PORQUE COMO YO, HABRA GENTE QUE NI SABE QUE TENEMOS TODAS ESTAS MARAVILLAS CERCA
    MIL GRACIAS, EQUIPAZO¡¡¡¡¡ Y ENHORABUENA, YA PASAIS LAS 30.000 VISITAS
    SOIS MUY GRANDES

    Responder
  2. Anonymous

    Q buen trabajo, como siempre. Grandes ideas. Gracias compis. Bsts.Marisa

    Responder
  3. Anonymous

    ¡Cuántas ideas! No sé si nos va a dar tiempo a hacerlo todo, vamos a intentar algunas de ellas, que aún quedan Navidades por delante.
    Nieves

    Responder

Deja un comentario