Parentalidad Responsable. Consejo nº1: No existen los padres perfectos

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

images83JFHHGQ

PARENTALIDAD RESPONSABLE: DESCUBRIENDO SUS BASES

Ser padres es una de las tareas más gratificantes y hermosas de la vida, pero también uno de los trabajos más complejos y sufridos, para el que no existen manuales ni libros de instrucciones.

Suele pensarse que el ejercicio de la paternidad o de la maternidad viene por “instinto” o que “sale de forma natural”, cuando es una competencia o habilidad más que puede aprenderse en la vida, con la peculiaridad que estará siempre condicionada por el profundo vínculo afectivo que nos une con nuestros hijos.

Por tanto, nadie nace con instinto maternal o paternal, lo más parecido es el cúmulo de actitudes y aptitudes que adquirimos del modo en que nos trataron nuestros propios padres en la infancia. El resto se aprende y ensaya haciendo de padre o madre con el primer hijo.

En nuestra voluntad de seguir apoyando a las familias de los niños que acuden a nuestro Hospital de Día y colaborando con ellas en el esfuerzo diario de búsqueda del bienestar y el clima emocional idóneo para el crecimiento y desarrollo sanos de nuestros pequeños, el Departamento de Psicología inicia una serie de entradas en el blog bajo el título Parentalidad Responsable, con consejos y orientaciones básicas para seguir mejorando día a día en el apasionante papel de padres.

imagesUKLDTYOD

Consejo nº1. No existen los padres perfectos

Como cualquier cosa en la vida, no existe una única forma correcta de ser un buen padre o madre, no intente ser un padre perfecto para tener hijos perfectos, ya que la mayor parte de los errores y malas decisiones que tome durante la crianza y educación de sus hijos, se verán compensadas y corregidas por los múltiples  logros y soluciones adecuadas que decida.

Evite obsesionarse en la búsqueda de respuestas o directrices únicas e ideales que le guíen en la educación de sus hijos. Intente por usted mismo descubrir qué es lo mejor para ellos, tenga confianza en sí mismo, no tema equivocarse, lea, investigue, y descubra diferentes  conocimientos y opciones sobre su función, intentando superarse día a día en su tarea.

En la próxima entrega, hablaremos de la importancia de las relaciones afectivas dentro de la pareja de padres o cuidadores principales para el desarrollo de los pequeños.

IMG_147097318321284

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario