TDAH: síntomas, tratamiento y recomendaciones

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+
 TDHA niños

El TDAH es un trastorno de carácter neurobiológico que aparece en la infancia y que conlleva déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad.

1. ¿Mi hijo tiene TDAH?

Para el diagnóstico del TDAH, tenemos que evaluar una serie de síntomas:

  • Que aparezca antes de los 12 años.
  • Que los síntomas anteriores (déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad) aparezcan con una intensidad y frecuencia superior a lo normal.
  • Que repercutan negativamente de forma significativa en el rendimiento del niño en más de dos ámbitos de su vida (escolar, social, familiar… en otras actividades, )
  • Que no sea causado por ningún otro problema médico.

 

 TDHA niñosTDHA niños

 

Algunas de las características o signos de alarma o sospecha de los niños con TDAH son:

  • Movimiento constante.
  • Parecen no prestar atención cuando se les habla.
  • Conductas impulsivas: no cumplen las normas ni reglas del juego, morder objetos (lápiz, bolígrafo…)
  • Entregan los deberes incompletos, sucios o poco cuidados.
  • Tienen dificultad para organizarse y planificar tareas.
  • Evitan las tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido.
  • Su rendimiento varía de una actividad a otra.
  • No prestan atención a los detalles.
  • Les cuesta mantener la atención en tareas más largas, aunque sean sencillas.

 

2. Diagnóstico y Tratamiento

Es importante acudir a un profesional de la salud para que pueda realizar un diagnóstico clínico apropiado y evitar uno erróneo. Puedes ver cómo se define en el DSM-V el TDAH haciendo clic aquí: TDAH en el DSMV

Desde el Centro Dionisia Plaza aconsejamos, teniendo en cuenta cada caso en particular, un tratamiento combinado, multidisciplinar:

  • Tratamiento psicoeducativo (padres y profesores).
  • Tratamiento cognitivo-conductual.
  • Tratamiento farmacológico (si fuese necesario).
TDHA niños

 

Como tratamiento psico-educativo y cognitivo-conductual, los profesionales del Centro Dionisia Plaza consideramos la disciplina no como un método de castigo por el mal comportamiento, sino como una manera de enseñarle a actuar de forma responsable y adecuada. Desde el respeto mutuo, nos basamos en la comunicación, el entendimiento y la empatía para reconducir las conductas negativas, tratando de guiarles de forma positiva, afectiva, pero firme. El objetivo es buscar soluciones, y animamos y valoramos el esfuerzo y los logros parciales de nuestros chicos con el objetivo de aumentar su autoestima.

Tratamos de evitar el mal comportamiento y favorecer el bueno, con el fin de:

  • motivar al niño, puesto que ve las consecuencias de la mejora de su conducta.
  • ayudar a las familias/profesores a afrontar situaciones difíciles.
  • marcar mejor los límites entre buen y mal comportamiento.
  • reducir la tensión en casa o en el aula.
  • apoyar el uso de sistemas de recompensa.

 TDHA niños

 

Además dentro del aula es necesario introducir adaptaciones ambientales y metodológicas que puedan beneficiar tanto al alumnado con TDAH como al resto del grupo. Es muy importante que el docente controle y organice el entorno, para tratar de reducir los estímulos distractores que haya en el aula. Un buen recurso es posibilitar que nuestro alumno con TDAH se siente con alumnos que puedan servirle de modelo.

Es muy importante también proporcionarle actividades significativas que le susciten interés (para ello es necesario conocer bien a nuestro alumno) y elaborar actividades organizadas, cortas, graduadas en dificultad y en formatos simplificados que impliquen la participación activa del alumno o alumna y que eviten el exceso de información que pueda exceder su capacidad de atención sostenida y generar aburrimiento. Utilizar ayudas visuales, por ejemplo con las normas de clase, que le ayuden a organizarse. Es conveniente, cuando su motivación y atención haya descendido notablemente, darle la posibilidad de tomar un descanso realizando una actividad sencilla que le motive y le “active”.

Es imprescindible que el profesorado tome las medidas de actuación precisas para establecer una evaluación personalizada, adaptada a las necesidades del alumnado con TDAH con el fin de conseguir su éxito escolar. Programar las fechas de los exámenes, realizar las pruebas a primera hora de la mañana, diseñar exámenes con preguntas cortas y concisas, dividir las preguntas compuestas en preguntas sencillas, destacar en negrita las palabras clave, adaptar el tiempo para realizar el examen… son algunas de las estrategias que pueden usarse.

TDHA niños

El tratamiento farmacológico en los niños con TDAH se realiza de forma individualizada en función de las características de cada niño. Los fármacos para los niños TDAH están dentro de los más estudiados y seguros, siento todos ellos altamente eficaces. Cuando el diagnóstico está bien establecido, los fármacos son altamente eficaces.

Gracias a ellos reducimos los síntomas, mejorando el rendimiento escolar y el comportamiento del niño. El TDAH no es una invención de la industria farmacológica, lo que sucede, es que si el paciente está bien diagnosticado, éste responde de manera excelente al tratamiento.

Existen en España dos grupos de medicamentos indicados para el TDAH:

  • Estimulantes: metilfenidato, lisdexanfetamina.
  • No estimulantes: atomoxetina.

La elección de un fármaco u otro debe realizarse de manera individualizada, es decir, adaptada a cada paciente y familia, dependiendo de:

  • La existencia de problemas asociados.
  • Intolerancia a efectos adversos.
  • Experiencias previas de fármacos anteriores.
  • Facilidad en preferencias de administración.

No es necesario realizar ninguna prueba, salvo que el niño o niña tenga antecedentes de problemas cardíacos. Sí es necesario registrar el pulso, el peso, la talla, y la tensión arterial de forma periódica.

Una vez elegido el fármaco, se empezará con dosis bajas y se incrementará progresivamente hasta la mínima dosis eficaz. El metilfenidato de liberación inmediata generalmente será necesario administrarlo mínimo un par de veces al día, mientras que la liberación prolongada se administrará una vez por la mañana. La atomoxetina generalmente se administrará una dosis por la mañana, y si existieran problemas de tolerancia bien se podría repartir la dosis entre la mañana y la noche, o bien se puede dar por la noche.

 Como en todos los tratamientos, existen unos riesgos y unos beneficios.

Los riesgos pueden dividirse en a corto y a largo plazo y son:

A corto plazo:TDHA niños

  • menor apetito: señal de que está funcionando el tratamiento.
  • insomnio: que si el tratamiento se administra a la hora correcta no tiene por qué provocarlo.

A largo plazo:

  • el peso; que con el tiempo el peso del niño se normaliza.

Beneficios:

  • a nivel personal
  • a nivel académico – escolar.
  • a nivel familiar.
  • a nivel social.

 Cuando el niño o la niña centra su atención, mejora a nivel académico y escolar, lo que conlleva una mejoría en su autoestima y autoconcepto. Ser capaz de finalizar tareas, de comprender lo que se les pide, de respetar turnos para poder jugar mejor… favorece una mejor relación social y familiar. Es como un engranaje: si el niño es más capaz, activa el resto de ámbitos y mejora en los distintos planos de su vida.

TDHA niños

 

3. Recomendaciones 

Ya sea en el cole o en casa, es recomendable:TDHA niños

  • No actuar en los momentos de ira.
  • Mantener la serenidad.
  • Ser conciso.
  • Explicar con claridad.
  • Decir lo que se espera del niño.
  • Pedir al niño que repita lo que se le ha explicado.
  • Explicar las consecuencias de no responder a las expectativas acordadas.
  • Explicar las recompensas.
  • Castigar sólo la mala conducta, no la personalidad del niño.
  • No imponer castigos desproporcionados.

Para finalizar, os dejamos unos trucos o consejos para compensar el TDAH desde casa, para que los padres podáis completar el tratamiento psicoeducativo de vuestro hijo.

  • Motivar al niño para levantarse, para hacer deporte…
  • Estudiar en voz alta.
  • Explicarle que necesita vuestra supervisión.
  • Ayudarle a hacer esquemas.
  • Usar un pastillero semanal si toma medicación, que esté en un sitio visible.
  • Ayudarse de un organizador de tareas del cole y de casa.
  • Utilizar un panel visual de las cosas que tiene que llevar en la mochila.
  • Trabajar las emociones: cómo me siento y cuándo lo siento, calendario de estados de ánimo.
  • Reforzar con ejercicios la atención, memorys, sudokus, sopas de letras…
  • Establecer objetivos y medallas: lo que quiero hacer y lo que he hecho bien.

En las próximas semanas os ofreceremos un espacial sobre el TDAH y el lenguaje con material interesante para su rehabilitación.

¡No os lo perdáis! ¡Síguenos!

 

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

3 Responses to “TDAH: síntomas, tratamiento y recomendaciones”

  1. Gracias por explicar los riesgos de este tipo de medicamentos, siempre está bien conocer los efectos secundarios. Saludos

    Responder

Deja un comentario