Para celebrar una mágica Navidad en familia…

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+


6479103171_d86f9c6e7a_o

 

Diciembre, para muchos, es un tiempo de vacaciones, de descanso… de estar con la familia, de compartir vivencias con los seres queridos…

Seamos creyentes o no, todos nos dejamos arrastrar por estas fechas mágicas. La magia, la fantasía, la imaginación, las luces… nos envuelven, nos acogen casi de manera inevitable. Es una época de recuerdos, por eso a muchas personas no les gustan estas fechas: recordad los seres queridos que ya no están con nosotros nos siguen acompañando, aunque de otra forma. Estas fechas a algunos mayores les recuerdan momentos perdidos, ¿Perdidos? ¡Rescatémoslos! ¡Es posible!

magia

 

Es necesario recordar que no son fechas para consumir, son fechas para soñar. Aquí hoy os daremos unos “tips”, a modo de recomendaciones o reflexiones que nos ayuden a enfocar las celebraciones navideñas sin caer en la tristeza, el consumismo, las tensiones…

1/ Rescatar el significado de la Navidad, su origen. Los cristianos celebran en estas fechas el nacimiento de Jesús: el milagro de la vida… ¿Dónde hay mayor vida que en un niño?  Ellos son los protagonistas de la fiesta. Preparemos las fiestas para ellos de manera que cuando ellos sean mayores recuerden la magia de estos días como si de un cuento de hadas se tratase. Miremos la Navidad con ojos de niño. Tomemos nuestra niñez  como punto de referencia. Seguro que todos tenemos recuerdos entrañables de la Navidad cuando éramos pequeños: ¡Vivámoslos de nuevo! ¡Vivamos la navidad con ojos de niño! ¡No hay excusas!. Los niños no tienen la culpa de que el abuelito, por desgracia, quizás ya no esté, de que el cuñado sea un pesado, o la suegra no deje de contar las mismas batallitas año tras año.

 2367297402_d39c32e4c4_b

6783296907_1fe8a519f8_b

 2/ Respetemos las diferentes maneras de celebrar la Navidad de cada familia. Cada padre o madre hace lo que consideran mejor para sus hijos, con su mejor voluntad. Es necesario mantener un RESPETO a los demás. En cada hogar se celebra la Navidad  de una manera. Cada familia interpreta y vive la Navidad según sus creencias, valores, deseos y tradiciones. Incluso existen rituales y tradiciones propias y únicas de cada familia. Unas familias deciden celebrar el día de Reyes, otros celebran Papá Noel, otros los dos, otros ninguno…. Todo es correcto, toda decisión es correcta.

 6492719173_82464b6f5d_b

 

3/ El estado de cada economía familiar no es lo importante a la hora de celebrar estas fechas. ¿Un niño colmado de regalos va a ser más feliz que uno que tenga menos, e incluso ninguno? ¿Una familia va a ser más feliz delante de una mariscada que de una tortilla de patatas? Os aseguramos que no. La felicidad no reside en lo material. La felicidad no son cosas. La felicidad son momentos, y momentos compartidos. Es difícil apreciar esto en un mundo materialista como el nuestro, sobre todo llegados a estas fechas que, por desgracia se han vuelto tan consumistas. Es necesario despojar a la Navidad de todo lo superfluo. En la Navidad hay que celebrar la unión con las personas que queremos y que tenemos cerca. Disfrutar de ese milagro.

 

19255818822_94f1c9e4a1_z

 

Familia426521430_54132a9a89_b

 

Muchos padres se quejan de que no tienen tiempo para estar con sus hijos, de jugar con ellos… ¡Es el momento! El mejor regalo para los niños no son los juguetes, es poder jugar con sus padres. Es tiempo de olvidarnos de las rutinas. Regalémosles estos días nuestro tiempo y tiempo de calidad.

Sin duda tendréis una mágica Navidad si os dejáis llevar por lo bonito de estar juntos, si descubrís la importancia de compartir momentos, si dejáis fluir los sentimientos, si no ponéis freno a las sensaciones que os envuelven… ¡La navidad puede ser un milagro!

magia

4/ En línea con lo anterior, procuremos regalar cosas que no sean cosas, regalar experiencias… un día de excursión o de paseo familiar, desayunos especiales en la cama, cocinar juntos, sesión de manualidades navideñas, montar en las barcas del parque, ofrecer un espectáculo o baile a papá y a mamá, recoger piedras y piñas para el belén, dar de comer a las palomas de la plaza…

 21105416240_5da30c86fb_k

 5/ Hablar todos juntos sobre las cosas buenas  vividas el último año, y programar juntos actividades que os gustaría hacer el próximo año con un calendario delante. Apuntad los hechos especiales venideros: nacimiento de un hermano o primo, cumpleaños de papá y mamá….

 

DSC_1239

 

6/ Invitemos a los niños y a la familia a hacer cumplidos sinceros a los demás estos días a modo de regalo. Es más fácil criticar y decirles a los demás lo que hacen mal o en lo que fallan, que hacer halagos. Regalemos a los demás una poesía bonita o un escrito que hable de las cosas bonitas de los otros, de las cosas positivas que tiene, hablemos de lo que hacen bien y en lo que son buenos.

 

dd153f7b5a0a989c5308a0a5884c9663

7/ En la medida de las posibilidades económicas de cada familia, la Navidad es la ocasión perfecta para hablar a los niños de solidaridad y de predicar con el ejemplo practicando algún acto solidario de los muchos que se organizan por estas fechas.  El espíritu de la Navidad debe salir de las fronteras de nuestra familia. Es una buena época para hablarles de la paz, del amor al prójimo, de la responsabilidad social de todos como miembros de la comunidad en la que vivimos… Sacarles de su egocentrismo, hacer que se pongan en la piel de otras familias con menos recursos, desarrollar en ellos la empatía y educarles en la solidaridad. Pero no vale con que echen la moneda que le da papá o mamá al mendigo, se debe tratar de que surja en el propio niño el deseo de que done parte de su propia paga o de su hucha, que done los juguetes que él tiene en buen uso y menos utiliza, que escriba en la carta algún juguete para otro niño… 

La solidaridad y el altruismo se educan y se aprende con el ejemplo y la práctica, también a lo largo de todo el año.

8087361371_7410787154_h

La navidad  puede ser una celebración de la vida, una posibilidad de renovación, un reencuentro consigo mismo… ¡La Navidad es mágica!  ¡La vida es mágica! ¡Celebrémosla!

 

12239676_707136689424003_5263318776315653142_n
­

 

 ” La Navidad no es una época del año, es un estado de la mente “
” Por los siglos de los siglos amen, así sin acento ” 
Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

2 Responses to “Para celebrar una mágica Navidad en familia…”

Deja un comentario