Vuelta a la rutina y a la vida activa

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+
Vuelta a la rutina

 

“OCIO EN NIÑOS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL”

Qué rápido pasan las vacaciones de verano… no nos hemos dado cuenta y ya entrado Septiembre comienzan los preparativos para la vuelta al cole, la compra de material escolar, libros, ropa nueva, zapatillas, agendas, miles de rotuladores de colores… y con ello la rutina escolar.

La rutina no es más que la habilidad producto de la costumbre. Se trata de un proceso ADQUIRIDO para realizar algo (estudio, deporte, alimentación…) de un modo determinado sin que requiera reflexión alguna. Debe convertirse en un proceso automático que no requiera tomar decisiones.

Hemos comenzando a hablar sobre la “vuelta al cole”  y es con ella donde se nos presenta el momento ideal para adquirir nuevas rutinas de estudio, de trabajo etc. Pero hoy en el blog nos vamos a centrar en la rutina física y de ocio.

En especial, vamos a mencionar las distintas y amplias posibilidades que tiene un niño con alguna discapacidad a la hora de divertirse y de realizar ejercicio físico.

¡COMENZAMOS!

Peonza de colores

El tiempo libre y de ocio es un factor muy importante para todos los niños en general y para los que tienen alguna discapacidad en particular. El ocio, se trata de un derecho fundamental de todos el cual nos favorece en nuestro desarrollo personal y emocional y por ello ninguna persona con discapacidad debe ser privada de él.

Además de tratarse de un medio para lograr un bienestar emocional y fomento de las capacidades otros fines pueden ser el respiro familiar y el aprendizaje de hábitos, pero éstos deben pasar a un segundo plano y centrarnos en la AUTORREALIZACIÓN de nuestros hijos fundamentalmente.

En nuestro entorno, por desgracia no podemos olvidar algunas dificultades presentes para disfrutar del ocio cuando se tiene una discapacidad ya sea por motivos familiares, sociales, barreras arquitectónicas y psicológicas etc.

Es la función de los padres y de la sociedad en facilitar a la persona discapacitada el disfrute de manera autónoma de su tiempo de ocio.

Lógicamente para un niño ciego su ocio enfocado en la pintura no sería la mejor opción, o para alguien de movilidad reducida el escalar una montaña, o un niño con trastornos de conducta y agresividad realizar ejercicios relacionados con artes marciales,  pero todos estos problemas no siempre son insuperables y los podremos compensar con otras actividades, siempre por supuesto teniendo en cuenta las preferencias del afectado ya que el ocio debe ser vivido como una experiencia placentera.

Actividades diversidad funcional

Existen dos modelos de actividades de ocio:

  1. Las actividades comunitarias normalizadas.
  2. Los programas específicos para personas con discapacidad.

Siempre que sea posible se intentará la integración social. Únicamente cuando las necesidades de apoyo que requiera la persona o las características de la actividad (barreras arquitectónicas, desplazamientos…) le impidieran integrarse, se le incluirá en un programa de ocio específico, que siempre tendrá como objetivo la integración.

Vamos a hablar sobre las diferentes clases de actividades de tiempo de ocio que englobaran básicamente las culturales, las recreativas y las deportivas. Lo primordial, sería poder mezclar las tres, sensibilizarnos para hacer posible la total utilización y participación de las personas con discapacidad en cualquier actividad… y tenemos mucha suerte, porque la oferta social hoy en día es amplia debido a la actitud de asociaciones de discapacitados y entidades que reconocen la importancia del ocio.

  • A nivel cultural: contamos con museos, teatros, cines, bibliotecas y encuentros culturales en donde se facilita el acceso para personas con discapacidad.
  • A nivel recreativo: existen juegos cada vez mas adaptados gracias a las nuevas tecnologías, bailes, salidas de fin de semana o convivencias, viajes de verano, campamentos para niños con trastornos de conducta… Un tema importante son los juguetes para conseguir un desarrollo cognitivo adecuado, así como una fuente de satisfacción y placer. Como existen diversos tipos de discapacidad y niveles de afectación en algunos casos se necesitan juguetes específicos que potencien los aspectos de los que se carecen un niño con deficiencia, pero en otros muchos casos, no será necesario fabricar juguetes específicos, sino adaptar los ya existentes, respetando así el principio de integración. Además será importante adaptar las indicaciones de edad que se proporcionan sobre el juguete al tipo de discapacidad y ritmo de aprendizaje.
  • El deporte: El deporte aporta muchos beneficios para la salud y la calidad de vida, no solo en lo físico. Ayuda a olvidar preocupaciones y a relacionarse con otros chicos de su edad. ¿y por qué es tan importante?

 

Actividades diversidad funcional

  1. Quema calorías en vez de almacenarlas como grasa en el cuerpo. Ayuda a mantener un peso saludable y reduce el riesgo de sobrepeso u obesidad.
  2. Mantiene los niveles de azúcar en sangre más equilibrados, dentro de límites normales. Esto es todavía más importante para los que tienen diabeteso están en riesgo de padecerla.
  3. Baja la presión arterialy los niveles de colesterol.
  4. Fortalece los huesos y los músculos, y aumenta la fortaleza y la resistencia.
  5. Alivia el estrés y mejora el sueño y la salud mental. Ayuda a combatir posibles crisis de ansiedado de depresión.
  6. Aumenta la autoestima. Da seguridad respecto al cuerpo y su aspecto.
  7. Eleva la capacidad de concentración y el rendimiento escolar.
  8. Es socializador, favorece el compañerismo y reduce la agresividad.

 Actividades diversidad funcional

Es importante no olvidar, que todos en el deporte tenemos limitaciones, así aún con discapacidad el esfuerzo y la constancia ayudan a conseguir las metas que nos proponemos.

Os mostramos a continuación a modo de tabla algunos de los ejercicios recomendados por AEPED (Asoc. Española de Pediatría) para personas con limitaciones físicas y psíquicas.

PATOLOGÍA

RECOMENDACION

Problemas de columna

Natación y gimnasia correctiva.

Problemas psicofísicos

Actividades recreativas intermitentes (sesiones cortas).

Hiperactividad

Deportes interactivos que aumenten concentración, respeto de turnos, trabajo en equipo.

Enfermedad neurológica o neuromuscular

Natación, carrera o marcha suave.

Anorexia, bulimia

Yoga, relajación, música.

Trastornos de conducta

Deportes interactivos que aumenten la disciplina y el trabajo en equipo.

Con toda esta información, queremos trasmitir la importancia de que nuestros hijos tengan un buen autoconcepto sobre ellos mismos, una fuerte y correcta autoestima y la capacidad de querer superarse día a día. Esto no es posible si recurren al sedentarismo y a los juegos de pantalla y no se relacionan con iguales y activan su cuerpo. Nuestras limitaciones no deben ser un muro que no nos deja ir más allá si no un hándicap que nos motive para saltarlo.

Todos los días son buenos para un cambio.

Actividades diversidad funcional

 

 

Es lo justo para compartir ...Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

One Response to “Vuelta a la rutina y a la vida activa”

  1. Laura del Pozo

    Muy interesante como siempre queridos amigos!.
    Un abrazo!.

    Responder

Deja un comentario